La UE se prepara para el rescate de Irlanda

La eurozona estudia  un plan de rescate a Irlanda, que no se descarta que pueda producirse en los próximos días. El problema surge de la inyección masiva de capital que se realizó al sector bancario irlandés y dejó las cuentas públicas bastante endeudadas.

La versión oficial ofrecida desde Bruselas es que “Las autoridades irlandesas no han hecho ninguna demanda de asistencia financiera y la deuda está financiada hasta verano de 2011, por lo que no hay necesidades en esa área”, declaraba Amadeu Altafaj, portavoz de asuntos económicos.  Aun así, la UE quiere ayudar al ejecutivo de Dublín por el posible contagio que pueda tener a otros países de la zona euro como Portugal, España o Italia. Los ministros de Economía de la eurozona presionaron ayer a Irlanda para que acepte el rescate y para evitar la incertidumbre que esto genera en los mercados.

El rescate se hará con fondos de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI). El Gobierno británico se prepara para ayudar a Dublín aportando hasta 6.000 millones de libras (unos 7.080 millones de euros) si el ejecutivo irlandés acepta finalmente el rescate.

Asimismo, si no se soluciona el problema irlandés puede tener un efecto dominó en otros países de la UE. Portugal admite que puede necesitar un rescate para mantener la estabilidad en la zona euro. Fernando Teixeira, ministro de Finanzas luso, rcuerda que “los mercados miran a estas economías en conjunto porque todos formamos parte de la eurozona”.

España no es ni Grecia, ni Irlanda, ni Portugal, pero es la siguiente en el escalón  junto con Italia. La solvencia de nuestro país es frágil pero suficiente, por ahora. A esta conclusión llegan los principales servicios de estudios de económicos.

España permanece lejos de un posible rescate gracias a que de momento la deuda española es más barata que la irlandesa, el bono español está al 4,5% frente al 6,5% irlandés, el sector bancario hispano es más robusto y el déficit español es menor (11,1% del PIB español, 14,4% del PIB irlandés). Por todo esto, de momento, España se mantiene lejos de un posible rescate pero la UE teme que tras ayudar a Irlanda y Portugal los mercados pongan el ojo en nuestro país lo que afectaría gravemente a  nuestra economía.

Tras el rescate de 110 millones de euros realizado a Grecia, se creó un fondo de ayuda financiera de 750.000 millones con el objetivo de evitar la bancarrota de los países de la eurozona.

About Pablo Venero

Alumno 3º Periodismo