El último servicio de Berlanga

El cineasta valenciano Luis García Berlanga, director y guionista de películas como ¡Bienvenido, Mister Marshall!’ (1953), ‘Plácido‘ (1961) o ‘El verdugo’ (1963), ha fallecido en su domicilio de Madrid a los 89 años de edad tras una larga enfermedad con la que todos empezamos a estar por desgracia muy familiarizados: el alzheimer.

La enfermedad del alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa, que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza por una pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian.

Antonio Mercero, director y guionista de cine español, conocido sobre todo por sus series en televisión Verano azul y Farmacia de guardia, padece la misma enfermedad.

La última campaña de Médicos Sin Fronteras contra las enfermedades olvidadas,entre ellas el alzheimer, ha supuesto la última aparición en pantalla del recientemente fallecido. Han tenido que pasar 89 años para que Luis García Berlanga hiciera un anuncio de televisión. Eso sí, para una buena causa.

Poco antes de morir, el realizador se dejó filmar con todas sus miserias para esta campaña. En ella aparecía un Berlanga envejecido, en silla de ruedas, atendido por una enfermera, con un montón de pastillas en la mano, y una manta resguardándole las piernas. Así apareció en la fotografía de la última entrevista que concedió a los redactores de ABC.

La colaboración del maestro fue complicada de conseguir. “En un primer momento la familia me dijo que no, dado su estado, pero le escribí una carta de cuatro folios a su mujer, a corazón abierto, y entonces lo autorizó, convencida de que éste es un proyecto muy importante”, destacó Jorge Martínez, creador de la campaña.

Para su última aparición pública hay que retroceder hasta el mes de mayo. El cineasta valenciano reapareció para inaugurar una sala de cine que llevará su nombre, con un reconocimiento de la SGAE a su amplia trayectoria, en la que destaca haber ganado el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1986. Berlanga, visiblemente emocionado, sólo pudo decir una sencilla frase: “Os quiero”.

Representantes de la cultura, compañeros y familiares decían el último adiós al director de ‘Bienvenido, Mr. Marshall’.

¿Fue Berlanga el que mejor supo retratar a España o fue España la que acabó mimetizándose con el imaginario de Berlanga? Como dijo su compañero José Luis Borau en la que fuera la última aparición pública del cineasta: “España y los españoles, a nuestro pesar quizás y con gran entusiasmo disimulado, queremos siempre ser berlanguianos“.

Nos ha dejado un gran maestro. Sin duda el cine español está estos días de luto. Se ha muerto uno de los mejores directores que ha dado nuestro país. Como bien le definió Carlos Dávila, director de La Gaceta: “Era un entrañable gruñón, pero sobre todo era un genio”.

About Patricia Gómez Tortosa

alumna 3 periodismo