La SGAE busca en la TDT nuevos ingresos tras la pérdida del canon digital

La SGAE ha decidido buscar nuevas formas de conseguir dinero, entre ellas introduciéndose en la TDT, tras la pérdida de ingresos por el canon digital que pagaban las empresas  y administraciones públicas.

La entidad presidida por Teddy Bautista y sus socios pretende que las cadenas de televisión nacionales, autonómicas y locales, ya sean en abierto o de pago, pasen por la SGAE con el fin de suscribir contratos. “Se están negociando y cerrando contratos”, afirma la entidad en su último informe de gestión.

Asimismo, tiene previsto encontrar nuevas fuentes de ingreso en el ámbito de los medios de comunicación. “Las plataformas de televisión de pago, por satélite, ADSL y móvil, constituyen un nuevo mercado con el que la SGAE está llegando a importantes acuerdos para la obtención de licencia”, según la entidad de Teddy Bautista.

Esta nueva forma de recaudar dinero viene dada por la pérdida de ingresos por el canon digital tras la sentencia del Tribunal de la UE de que dicha tasa es ilegal y no se puede aplicar a empresas y profesionales que adquieren equipos y soportes de reproducción de contenidos digitales ya que el uso que le dan es ajeno a la copia privada.

Tras la sentencia, las grandes empresas y administraciones se han movilizado y reclaman hasta 1.000 millones de euros por lo que había sido abonado hasta ese momento. Los ayuntamientos están siendo los primeros en solicitar el dinero.

La SGAE ingresó en 2009 más de 120 millones de euros provenientes únicamente por el pago de tasas de cadenas de televisión y radio, un 37% de su facturación total.

El gran problema que se pueden encontrar está en las tarifas que impongan a las cadenas aunque reconocen que la tasa dependerá del uso que hagan del repertorio que está protegido por derechos de autor y que, por lo tanto, es susceptible de pago.

En los últimos años la Comisión Nacional de la Competencia ha multado en varias ocasiones a la SGAE y sus socios por fijar a las cadenas privadas precios hasta diez veces mayores de las que estaban cobrando al ente público RTVE.

About Pablo Venero

Alumno 3º Periodismo