“Siempre nos quedará… una buena frase de cine”

El cine no sólo tiene grandes actores, directores o efectos especiales. El séptimo arte también tiene maravillosos diálogos que contienen frases míticas que se encuentran en nuestro vocabulario cotidiano. Un buen guión puede contarnos una historia que hace que utilicemos esas palabras en nuestra vida diaria, ¿Quién no lo ha hecho alguna vez?

Son películas que nos emocionan, que nos llegan y con las que nos sentimos identificados. Por eso,  José Joaquín Linares Nadal ha decidido hacer una recopilación con las frases más importantes de toda la historia del séptimo arte en su libro “Frases de Cine”. Merece la pena.

“¿A quién va a creer usted, a mí o a sus propios ojos?”, decía el gran Groucho Marx en su película “Sopa de Ganso”. La genialidad de este cómico nos ha hecho imitarle durante décadas. ¿Quién no ha parafraseado a Escarlata O’Hara  en  “Lo que el viento se llevó” cuando afligida afirmaba: “A Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre”?

Nadie es perfecto, y eso es algo que lo sabemos todos, pero el primero que se dio cuenta de esto fue Jack Lemmon. Irónico, inteligente, divertido, ácido e irrepetible nos mostraba en “Con Faldas y a lo loco” que ni él mismo lo era. 

“Por las noches veo muertos”, afirmaba un jovencísimo Haley Joel Osment a Bruce Willis. A todos nos dejó el corazón de piedra con esa frase. Consiguió ponernos el pelo de punta con su interpretación, y es por eso que no paramos de imitarle cuando nos encontramos ante una situación propia de analizar por Iker Jímenez.

Si lo que te gusta son los deportes, también puedes animar a tu equipo con “¡Corre Forrest, corre!”. Una de las grandes películas del cine que nos dejaba también una reflexión sobre la existencia humana: “La vida es como una gran caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar”.

Si por el contrario, tienes el día romántico, puedes impresionar a tu pareja con un monólogo  del “Diario de Noa” en el que decía: “¿Has amado alguna vez a alguien hasta el punto de sentir que no existes?¿Hasta el punto de que ya no te importa lo que pase?”

Sin embargo, “Casablanca” es la que se lleva el premio al mayor número de frases míticas del cine. Tiene hasta seis escenas que trasladamos a nuestra vida cotidiana, entre las que se encuentran: “Siempre nos quedará París” o “Tócala otra vez, Sam”.

Estas son sólo algunos de los fragmentos más habituales, pero no terminaremos sin citar a  Scharzenegger en “Terminator”: “Sayonara baby”.

About Ana Muñoz de Frutos

Alumna de 3º de Periodismo y 2º de Comunicación y Gestión de Moda