Broadway al borde de un ataque de nervios

Mamma Mia, Cats, Fama, Los Miserables… Desde hace algunos años estamos acostumbrados a que los títulos más taquilleros del Broadway neoyorquino invadan la Gran Vía madrileña empapándonos de todo el talento norteamericano, especialista en estas grandes producciones. Pero esta vez, las tornas se cambian; el pleno corazón de Broadway se ha inundado de todo un producto español. El arte, la magia y el ingenioso humor de Pedro Almodóvar, se han subido al escenario del Belasco Theatre, con la película llevada a escena, ”Mujeres al borde de un ataque de nervios”.

Al director manchego no le bastaba con los dos Oscar, dos Globos de Oro o seis Goyas, entre múltiples premios conseguidos a lo largo de su prestigiosa trayectoria. Ha ido más allá dando un paso que no muchos en Hollywood se atreven, o pueden, dar.

Pero no todo es un camino de rosas… Apenas han pasado unos días de su estreno y la obra parece no estar cuajando lo suficientemente bien entre la crítica estadounidense. Lo achacan a que la creación haya llegado al escenario más alto de Broadway sin pasar antes el filtro de salas menores de Nueva York, para así pulir algunos fallos, como suele ser la costumbre entre las obras que logran colgar el cartel en la calle teatral más prestigiosa del mundo.

En cualquier caso, a ‘Women on the verge of a nervous breakdown’ le queda pasar el útimo y más importante examen, el del público.

Atrás quedan las interpretaciones de Carmen Maura, Antonio Banderas o María Barranco. La versión teatral del famoso film español llega con una importante renovación tanto de guión como de personajes, ideada por el más que asentado escritor de obras en Broadway Jeffrey Lane, quien lleva tres años maquinando esta producción que por fin ha dado a la luz.

En esta ocasión, Patti LuPone, Sherie Rene Scott, Laura Benanti (ganadora del premio Tony) o el finalista de American Idol, Justin Guarini se ponen en la piel de los papeles de Pepa, Carlos, Lucía o Candela. Personajes que se trasladan a los madrileños años 80. Un guiño a la capital española que el autor del libreto ha querido seguir conservando.

A pesar del frío recibimiento y de las no tan buenas críticas que se está llevando la obra, lo que está claro es que lo que ha conseguido el director manchego, lo consiguen muy pocos  Y es que desde hace unos días, y esperemos que hasta dentro de bastante tiempo, en pleno corazón de la mítica Times Squere, Broadway canta a Madrid.

About Luis Renes

Estudiante 5º de Periodismo luisrenesmoran@gmail.com @luis_renes