Un clásico “caliente” en pleno invierno

Dentro de pocas semanas tendrá lugar uno de los eventos deportivos más esperados del año. El FC Barcelona y el Real Madrid se enfrentarán en el Camp Nou. Todo apunta a que será un partido de ensueño en el que, tanto el conjunto de Guardiola como el de Mourinho, deben mostrar sus cartas si quieren pelear por el título de Liga. A pesar de que ya se solucionó el problema de la fecha del partido, hay algo que ensombreció el encuentro durante unas semanas:  las elecciones al Parlamento de Cataluña.

Lo normal es que el encuentro tuviese lugar el fin de semana del 27 y 28 de noviembre como marca el calendario de la Liga BBVA, pero el actual presidente de la Generalitat, José Montilla, decidió que las elecciones al Parlamento de Cataluña tengan lugar ese domingo. Por ese motivo las televisiones están pensando seriamente en trasladar el partido al lunes 29 de noviembre para no tener que enfrentarse a la emisión del recuento de votos que seguramente captará mucha audiencia.

Esta decisión afectaría a  mucha gente. Los más perjudicados serán los que posiblemente ya tengan la entrada para el partido y no puedan ir por temas de trabajo por tratarse de un día laborable. Esto hace pensar que puede pasar lo mismo en el sector de la hostelería, pero “a pesar de ser un lunes el bar se me llena gracias a la pantalla gigante que tengo en el local”, aclara Samuel, dueño de la cervecería/restaurante “Ito-Ita” de Aravaca y Majadahonda y añade que “se trata de un partido demasiado importante para que la gente no venga al bar a tomarse unas cañas y verlo con sus amigos”.

Además de los afectados, el tema ha causado cierta controversia entre la población española. Muchas personas de foros de Internet o gente de la calle piensa que todo es una estrategia de Montilla para llamar la atención de cara a las elecciones. Otros piensan que el problema lo tienen las cadenas de televisión y que lo único que quieren es ganar audiencia y dinero y las elecciones son un impedimento para su objetivo.

La polémica está servida. Pero realmente lo que importa es poder disfrutar de un buen partido de fútbol.

About Carlos Ferrer-Bonsoms

Alumno de 3º de Periodismo