Un billete a Marte, por favor

Los físicos y cosmólogos norteamericanos Paul Davies y Dirk Schulze-Makuch han publicado un artículo en la revista “Journal of Cosmology” en el que explican la necesidad de enviar una tripulación compuesta por seres humanos a Marte.

En un principio serían dos las naves que partirían hacia el planeta rojo, con dos tripulantes en cada una. El problema que surgiría en esta misión es que estos astronautas no podrían volver a nuestro planeta. Este inconveniente surge del enorme gasto que supondría realizar un viaje de regreso, ya que la ida no tendría un coste excesivamente elevado, pero la vuelta sí. Por lo tanto sería una expedición que tan sólo tendría billete de ida.

Aunque parezca increíble, la NASA cuenta con numerosos voluntarios para realizar esta misión, pero los elegidos deben cumplir una serie de requisit0s, entre los que destacan que preferiblemente deben haber superado la edad reproductiva, y que su esperanza de vida sea inferior a 20 años. Además, es imprescindible que al menos uno de ellos sea un físico experimentado. El resto de la tripulación debe tener unos extensos conocimientos  tanto físicos como técnicos.

Previamente a la llegada de los nuevos “colonos”, se realizaría una serie de misiones no tripuladas para estudiar el paradero exacto en el que los astronautas serían enviados y para abastecer de herramientas, vehículos y provisiones para sobrevivir durante varios años.

Hasta que los elegidos  fueran capaces de conseguir sustento propio en Marte recibirían periódicamente suministros y provisiones desde la Tierra. Se especula que podrían pasar incluso décadas hasta que estos llegaran a poder subsistir por sí mismos.

El objetivo de esta misión sería que estos nuevos colonos estableciesen un campamento base para que en un futuro no muy lejano más seres humanos pudiesen recalar en el planeta vecino. Las razones que han afirmado estos físicos son que estas nuevas colonizaciones en otros planetas o asteroides podrían servir para salvaguardar  la especie ante una futura catástrofe mundial, en la que la Tierra quedase destruida y la única salida fuese emigrar a otro planeta.

Está claro que nuevamente la realidad supera a la ficción.

About Carlos Ocon

Alumno de 4º de periodismo