Los puentes arruinan las estadísticas de la DGT

congestión de tráfico

Por primera vez en tres años un elevado número de víctimas mortales a causa de accidentes de tráfico ha roto la tendencia en descenso. El puente del Pilar y el puente de los Todos los Santos fueron testigos de la interrupción de un periodo positivo de 34 meses con constantes disminuciones en muertes de carretera desde la implantación del carné por puntos en julio de 2006.

Sin embargo, los siniestros de estos últimos meses protagonizan ascensos del 9 y 14 por ciento, recogiendo cifras que suman 156 muertos en el pasado mes de septiembre y disparándose esa nueva tendencia negativa en octubre, que concluyó el pasado 1 de noviembre, con 160 víctimas mortales, 11 más que en el mismo mes de 2009.

Aunque en el acumulado anual, la DGT lleva contabilizados 1.448 muertos en accidentes de tráfico, un 11% menos que el año pasado y las cifras de personas fallecidas este último puente sean mayores que en 2009. Esto se explica en que el puente cayó en lunes, con lo que hubo tres días festivos y no dos.

Este aumento ha encendido la alarma en el Ministerio del Interior, que en el último mes ha adelantado una serie de actuaciones para intentar frenar esta macabra tendencia que tuercen los datos en puentes y fines de semana.

El subsecretario de Interior, Justo Zambrana, se ha mostrado preocupado por el “rebote no excesivo” de siniestralidad. Para que estas cifras no se consoliden  ha anunciado que Tráfico incluirá medidas que se adoptarán dentro del nuevo plan estratégico de seguridad vial, que posiblemente se apruebe antes de final de año, y en el que trabaja la DGT con otras áreas de la Administración.

No obstante las buenas cifras anuales, que se unen al hecho de que España haya conseguido el objetivo de reducir en un 50 por ciento las muertes en la carretera en diez años, no va a suponer que no se tomen medidas para corregir estas situaciones. Es necesario apuntar que esta situación también se ha producido en otros países que acumulaban descenso.

De momento, hay factores que avalan ese buen comportamiento anual, como el hecho de que el cinturón lo lleven casi el cien por cien de los conductores o que haya disminuido el consumo de alcohol al volante. No obstante, hay todavía una asignatura pendiente, la velocidad, que algunos conductores deben reducir porque circulan “más deprisa de lo que sería razonable”.

Tan sólo el pasado domingo el Teléfono Único de Emergencias registró un total de 20.747 avisos, mientras que la mayor actividad por franjas horarias se alcanzó el viernes entre las 20:00 y las 21:00, hora en la que se atendieron 1.354 llamadas.

Actualmente, los accidentes de tráfico ocupan la novena posición entre las causas de mortalidad y morbilidad en el mundo.  El principal motivo de siniestralidad por accidentes se sustenta con un 90% en el factor humano por la falta de adecuación del comportamiento del individuo a las condiciones de la vía y del vehículo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que esto cambie en 2020, cuando se convertirá en la tercera causa de mortalidad por detrás de causas como las cardiopatías isquémicas y los trastornos depresivos unipolares.

About Laura Jiménez

Licenciada en Periodismo y Comunicación y Gestión de Moda en el Centro Universitario Villanueva @Laurissima_JR