Wikileaks: el polémico instrumento de la verdad

Un nuevo frente se abrió en 2006 en el mundo de la información. El portal ciudadano Wikileaks lleva cuatro años comprometiendo y poniendo en jaque a gobiernos, empresas y organizaciones. Su objetivo está definido: dar a conocer a la opinión pública la verdad informativa.

Su fundador, Julian Assange, el hombre que hace temblar los cimientos del mismísimo Pentágono, creó este sitio en el que se puede publicar anónimamente documentos secretos o delicados. La página cuenta con un millón de informes y subsiste gracias a las donaciones. La confianza es la premisa que desprende esta web a los lectores y medios de comunicación. Sus servidores están ubicados en sendos bunkers en Suecia y Finlandia.

El 5 de abril del presente año, Wikileaks consiguió el vídeo que tanto estaba esperando la agencia de información Reuters. En esta emisión se prueba cómo soldados americanos asesinaban sin motivo alguno al reportero de esta agencia, Namir Noor-Eldeen, a su ayudante y a nueve personas más.

La última filtración del portal americano ha supuesto la mayor de la historia (391.000 documentos publicados). En ella se revelan la muerte de más de 100.000 iraquíes, así como el ocultamiento de casos de abusos y torturas, perpetrados por soldados estadounidenses. No es la primera vez que Wikileaks desvela asuntos sobre la guerra en Oriente Próximo, en el que se han cometido asesinatos a civiles, que gracias a esta página han visto la luz.

El pentágono ha exigido que se devuelvan los más de 15.000 folios que quedan por destapar sobre este asunto. También que se borren todas las páginas que incluyan información que puedan poner la seguridad de los soldados desplazados a países en conflicto en peligro y por la propia seguridad de EE.UU ante posibles ataques terroristas como venganza. Por su parte, Assange niega tener las manos manchadas de sangre y seguirá denunciando irregularidades que se produzcan en Estados, empresas o, en general, que sucedan en el mundo.

Otras publicaciones que la página ha dado a conocer son, como hemos comentado, informaciones sobre la Guerra de Irak o la invasión soviética a Afganistán.

Wikileaks demanda  un nuevo tipo de periodismo pero se contradice al violar el derecho a la intimidad de las personas, ya que publica nombres de personas que se han involucrado de manera fortuita y eso les puede acarrear consecuencias en su vida diaria. La polémica por sus informaciones y formas podrían tener muchas consecuencias, como por ejemplo, dimisiones de altos cargos o implicados que tengan que acudir a la justicia por sus acciones.

About Roberto Marcos

Alumno de 3º de Periodismo