¿Se acabaron las largas vacaciones de verano?

Varias páginas web y periódicos digitales están abriendo la polémica sobre la posibilidad de abrir un debate sobre la modificación del calendario escolar. Esto significaría el final de las largas vacaciones de verano para los estudiantes. Tal ha sido el revuelo, que la versión digital de “El País” ha planteado una votación sobre la posibilidad de alargar el fin de curso escolar y adelantar el comienzo del siguiente.

Según ha afirmado a CUV3 Carmen Guaita, presidenta del Sindicato de Enseñanza ANPE, “los informes internacionales revelan que los profesores españoles  son los que más horas imparten de enseñanza en toda la Unión Europea. Los posibles cambios del calendario escolar se deben a los problemas que existen en nuestra sociedad de conciliación familiar y laboral. Esta reforma, en el caso de que se lleve a cabo, no se va a dar en secundaria, en bachillerato o en las Universidades, los cuales tienen vacaciones más prolongadas, son más autónomos y por lo general, no ocasionan problemas; sino en infantil y primaria”.

“No se van a dar clases de matemáticas en el mes de julio porque no es posible -añadió-. Lo que se quiere hacer es que la escuela ayude a solucionar los problemas que existen de conciliación familiar, pero para ello tienen que actuar  organismos como Ayuntamientos, Comunidades Autónomas e Instituciones, además de la propia familia”.

Por lo tanto, el objetivo de este cambio es más social que académico, el cual se llevará a cabo gracias a los monitores de tiempo libre, que enseñarán a los niños idiomas y otras tareas como aprender a convivir y a relacionarse con los demás. Esto se llevará a cabo durante el horario de trabajo de los padres y sin que tenga ningún coste para ellos.

Fuentes de la FSIE (Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza) afirmaron a cuv3.com que todavía no se sabe muy bien a quién va a afectar este posible cambio. Los profesores están sometidos a unas determinadas horas de trabajo. Las horas de enseñanza de los profesores están marcadas por los ministerios y esas no se pueden ampliar, están establecidas por convenios colectivos. Sí se puede establecer que el calendario empiece cuatro días antes y finalice cuatro días después, ya que el alumno deja el colegio antes que el profesor.

Si se ha llegado a tal respuesta por parte de redes sociales y páginas web, podría ser porque realmente la sociedad está implicada en un cambio en las vacaciones escolares. Ahora que a los estudiantes universitarios que han comenzado con el Plan Bolonia han visto reducidas sus vacaciones, puede ser que la adopción de este nuevo plan sea más fácil si empiezan desde los más pequeños.

About Laura Azaña

Alumna de 5º Periodismo.