Cameron vende el bosque de Robin Hood

El Gobierno británico planea reducir el déficit recortando en un 30% el presupuesto anual del Ministerio de Medio Ambiente de cara a 2015. Para ello, planea vender la mitad de los bosques que dependen de la Comisión Forestal, que fueron valorados en casi 3000 millones de euros a finales de los 90.

Entre las más de 300.000 hectáreas que planean vender a iniciativas privadas, se encuentra el bosque de Sherwood, lugar donde se localiza la leyenda de Robin Hood.

Esta controvertida medida ha producido el rechazo de sindicatos como el de Allan MacKenzie, líder sindical de los empleados en la Comisión Forestal: “Una vez vendida la tierra, las restricciones de acceso inevitablemente serán establecidas. En la actualidad una gran cantidad de gente goza de los bosques, de los que se sienten propietarios. Es parte integral de la sociedad”.

Aunque, en una primera instancia, la intención sea mantener los bosques prácticamente intactos, probablemente esté previsto cambiar la legislación para permitir que los nuevos propietarios puedan talar los árboles y construir proyectos como campos de golf o centros comerciales.

Asimismo, el Ministerio de Medio Ambiente británico reconoce que aunque se pedirá que se respeten lo máximo posible los bosques, esto no siempre será posible.

Sin embargo, esta nueva medida de sacar dinero de cualquier parte choca con leyes de larga tradición en Reino Unido sobre el cuidado de los bosques que están recogidas en la Carta Magna de 1215.

Esto se une al recorte que anunció el primer ministro británico, David Cameron, el pasado 19 de octubre de restringir en un 8% el presupuesto de Defensa del Reino Unido cerrando bases, reduciendo tropas, anulando contratos para aviones, entre otras medidas presentadas. El Ministerio de Agricultura también sufrirá un recorte del 30%.

About Pablo Venero

Alumno 3º Periodismo