“Hemos contado nuestra historia, nuestra época y la echamos de menos”

Aquellos que en los 80 tatareaban la canción de “Verano Azul” mientras iban en bicicleta y hacían las mismas travesuras que ” Los Goonies” harán ahora un viaje a su infancia gracias a la nueva película Héroes” de Pau Freixas.

El director plasma de forma sincera y ligeramente autobiográfica  esos momentos de la niñez, la pérdida de la inocencia, los veranos entre amigos, el primer beso…

Freixas ha sacado el niño que lleva dentro y, tras arrancar las lágrimas y los aplausos del público en el Festival de Málaga, ha estrenado su cinta en los cines el pasado 22 de octubre.

En la película, rodada en catalán, el director recrea un ambiente de los ochenta, provocando una nostalgia positiva en los que vivieron esta época. Haciendo una clara y reconocida referencia a series y películas de entonces  como  “Cuenta conmigo”, colocando pósters de ” La historia interminable” e incluso metiendo más en el climax al espectador con canciones como ” Forever Young” o ” Ti amo”.

” Me apetecía recordar aquella época, los ochenta y reivindicando la ingenuidad y la inocencia de los niños, lejos del cinismo actual.Y que los adultos dejen dentro suyo a los niños que fueron”, afirmó el cineasta.

La historia se cuenta en dos tiempos distintos. Un publicista de hoy (Alex Brendemühl) que se encuentra, yendo de camino a una importante reunión de trabajo a una joven opuesta a él (Eva Santolaria) que le hará recordar momentos  de la infancia. Y en el otro lado de la trama un niño del pasado (Ferran Rull) , de esa época de la movida que se dispone a pasar un verano más con su pandilla de amigos de la Costa Brava (Álex  Monner, Mireia Vilapuig, Joan Sorribes y Marc Balaguer) todos ellos haciendo volver al público a una época y al recuerdo de ese verano innolvidable que todos guardamos.

El resto del reparto lo componen Emma Suárez, Lluis Homar y Nerea Camacho, entre otros.

Aunque el director ha querido dejar claro el objetivo optimista de la película, hay que destacar que es una obra con dos tonalidades muy distintas entre tragedia y comedia que acaban casando perfectamente.

“La nostalgia tiene que ser algo bueno, la nostalgia es aquella sobremesa donde hablas de lo que fue, pero lo compartes con otra gente, poque la nostalgia en solitario es muy oscura. Hemos contado nuestra historia, nuestra época, y la echamos de menos”,  ha afirmado el responsable de la película.

About Carmen Prieto

Alumna de 3º de periodismo