El éxito persigue a Sebastián Piñera

Sebastián Piñera, presidente chileno, no pertenece al grupo de los mandatarios latinoamericanos populistas como Hugo Chávez o Evo Morales. Tampoco está al frente de un país emergente, como Lula Da Silva. Sin embargo, durante 69 días ha ocupado la portada de muchos periódicos y ha centrado los focos mediáticos internacionales. Ha solventado con éxito dos crisis durante los pocos meses que lleva en el poder. Además, con su llegada a La Moneda puso fin a 20 años de gobierno de la Concertación de Partidos por Democracia, y ha protagonizado el cambio de la centroizquierda a la derecha.

Este es el currículo de un presidente de 61 años que sólo lleva siete meses en el cargo. Tiene un perfil peculiar, multibillonario, empresario, asiduo al juego y oportunista de las bolsas y con presencia en todo tipo de negocios, desde los canales de televisión hasta los inmobiliarios y cadenas de farmacias. Al que le puede perseguir la sombra de Pinochet, pertenecer a la derecha es un legado que le cuesta olvidar a la sociedad chilena. Por eso, en su país no posee el mismo reconocimiento que a nivel internacional. Es de los presidentes chilenos menos valorados por sus ciudadanos.  Tiene una aprobación popular del 56%, frente al 80% que alcanzaron sus predecesores, Michelle Bachelet y Ricardo Lagos. Este último, añadía más leña al fuego esta semana al señalar en una entrevista que los que rodean a Piñera son herederos del dictador.

El rescate de los 33 mineros ha centrado los focos de millones de habitantes de todo el mundo. A pie de mina estaba Piñera sonriente, felicitando y saludando a los trabajadores cuando salían. El presidente chileno consiguió resolver el problema antes de lo previsto. Obtuvo ayuda internacional, le facilitaron los métodos más modernos y la participación de grandes especialistas para solventar este problema. Incluso la NASA le ha felicitado por el rescate.

“Chile estuvo en el corazón del mundo y creo que mostramos lo mejor de nosotros”, señaló el presidente de Gobierno durante el rescate de los mineros. No era la primera vez que  conseguía solventar una situación crítica de la mejor forma posible. Acababa de llegar al cargo cuando un terremoto azotó duramente a su país y se cobró 452 vidas. El seísmo fue el quinto más potente del mundo, y Piñera también consiguió con éxito solventar las consecuencias que produjo. Al presidente chileno el éxito le persigue, se ha convertido en un presidente mediático felicitado por los líderes mundiales como Barack Obama que ha señalado que este rescate “inspira al mundo”.

About Laura Galaup

Alumna de 5º de Periodismo