Testino y Bordiun: la fotografía está de moda

Parece que está de moda la fotografía, y es que últimamente en los museos están apareciendo exposiciones temporales sobre este tema. En este momento tenemos dos: Mario Testino con “Todo o Nada” en el Thyssen y Guy Bordiun, que presenta “A message for you” en el Canal de Isabel II.

Para celebrar sus 30 años en el mundo de la fotografía, Testino ofrece a través de 54 portadas de Vogue una selección de bellezas internacionales como Claudia Schiffer, Demmi Moore o Natalia Vodianova. “Si tuviera que quedarme con una, sin lugar a duda, elegiría a Kate Moss. Es la que más me ha influenciado por su curiosidad y su humor”, dice entre risas el artista. Esta exposición nos lleva por cinco amplias salas que hacen un recorrido por la complejidad del sector del mundo de la Alta Costura hasta la simplicidad del desnudo.

Se muestra a favor de los retoques, y eso es evidente, ya que sus obras están todas modificadas. “El retoque nos da algo para soñar, tanto en la vida real como el mundo de la fotografía”, añade el autor.

Por otra parte, si lo que el visitante pretende es saber para qué marca ha sido encargada esa imagen es mejor que se olvide, ya que en la reseña de las fotos sólo aparece el nombre de la modelo, el año en el que se tomó la fotografía y la ciudad en la que se realizó.

Según critica la revista Aaaaarte, “para Guillermo Solana, conservador jefe del Thyssen, los desnudos de Testino nos remiten a iconos del arte español, como las Majas de Goya”. Son ganas de remitirse a lo imposible. La exposición, que vende gato -producciones de moda- por liebre -retratos de modelos- tiene, aunque no lo diga Solana, una gran virtud: es corta”. Y es que hay opiniones de todo tipo sobre esta exposición.

Otra muestra que encontramos estos días en Madrid es la de Guy Bordiun, en la que retrata en 75 fotografías un absoluto surrealismo del maniquí roto de la mano de su musa Nicolle Meyer, que en ocasiones parece una auténtica muñeca de porcelana. Muchas de las imágenes fueron tomadas durante un viaje en Cadillac en el que el fotógrafo y ella recorrieron el sur de EEUU durante dos meses.

El viaje pintó estos retratos con azules eléctricos e intensos, “típicos de muchos objetos americanos”, recalca la comisaria en el catálogo, así como el blanco deslumbrante de Miami o “los tonos apastelados y atenuados de Nueva Orleans”. “Él amaba EEUU”, recuerda Meyer.

Estas exposiciones estarán abiertas al público desde el 21 de septiembre de 2010 hasta el 9 de enero de 2011.

About Ana Muñoz de Frutos

Alumna de 3º de Periodismo y 2º de Comunicación y Gestión de Moda