¡Adiós, gafas 3D!

Las gafas 3D pueden ser de muchas formas, aparatosas, grandes y bicolores… algunas te oprimen la cabeza y otras no se quedan quietas durante toda la película, eso por no hablar de la gente que suele usar gafas para ver… si se les olvidan las lentillas es un auténtico horror.

¡Pues eso se acabó!

Si deseamos librarnos de ellas tan sólo necesitamos una pantalla, una lente autoestereoescópica y ocho imágenes de una misma película.  Dejemos de hablar en chino, estas extrañas lentes no son más que un invento incorporado a una pantalla de televisión que distribuye las ocho imágenes por todo el espacio creando una sensación de profundidad que nuestros ojos captan de manera independiente, de esta forma se consigue el efecto 3D.

Sin embargo estas pantallas aún no han sido pensadas para el uso privado, están más orientadas a los soportes publicitarios por lo que hay que situarse a una distancia de entre tres y quince metros, pero podremos disfrutar de un ángulo de 120 grados donde se repiten los abanicos de imágenes.

¿Y cómo se consiguen las ocho imágenes? Pues gracias al software de Mirage, una empresa dedicada a estudiar cómo distribuir dichas imágenes en el espacio. Gracias a ella podemos despedirnos de las molestas gafas 3D.

About Isis Vecino

Alumna de 3º de Periodismo