Una nueva era en la NBA

La nueva temporada de la NBA abre sus puertas el próximo 27 de octubre. La competición americana, que reúne a los mejores jugadores de baloncesto del planeta, tendrá en esta edición como alicientes  saber si Los Ángeles Lakers son capaces de reeditar sus éxitos, si los Celtics de Boston pueden plantarles cara y, por supuesto, el enésimo intento de Lebron James por conquistar el anillo esta vez en un nuevo equipo.

9 de julio del 2010. Esta es la fecha que puede cambiar el curso de la historia del baloncesto americano. Lebron James deja el frío Cleveland para enrolarse en el equipo de la costa de Florida, los Miami Heats. El jugador, nacido en Ohio, se juntará, así, con otras dos estrellas de este deporte: Dwyane Wade y Chris Bosh.  El ya número 6 del equipo argumentaba su decisión basándose en el tema deportivo.

Su ansia por conquistar el anillo, por encima de un mejor contrato salarial que le planteaban otras franquicias, fue decisivo para escoger a la franquicia ganadora de un anillo de la NBA. Los “Beach Boys”, denominados así por la prensa americana, habían llegado a la liga y querían plantar cara al campeón, el equipo de Kobe Bryant y Pau Gasol.

La reacción ante este enorme traspaso fue recibida con variedad de opiniones entre jugadores y técnicos. Unos de los principales perjudicados por esta noticia son los actuales campeones, quienes podrían ver amenazada su hegemonía. Su entrenador, Phil Jackson, hacía unas declaraciones en las que se podía notar su incertidumbre, pero también su esperanza, ya que manifestó que, no por mucha estrella que se tenga el resultado va a ser irremediablemente el éxito. También Michael Jordan comentaba que él en su época no quería juntarse con los mejores jugadores para ganar, sino que le motivaba más enfrentarse a ellos.

Son numerosos los ejemplos en los que, tras juntar a grandes jugadores en el primer año, se ha conseguido el título, como les pasó a los Boston Celtics del 2008 con Kevin Garnett, Paul Pierce y Ray Allen. Pero también ha sucedido justamente lo contrario: Los Ángeles del 2003, Portland del 2000 o Houston de 1999 son casos de equipos que intentaron conquistar el título con jugadores denominados “estrellas” que fracasaron.

A pesar de que el foco está en este gran traspaso por parte de los Heats, todos los equipos han recurrido al mercado de agentes libres para reforzar sus conjuntos. Los Angeles Lakers han incorporado a Steve Blake, Matt Barnes y Theo Ratliff. Los New York Knicks  a Amare Stoudamaire, procedente de Phoenix.  Por último, los Boston Celtics han fichado al veterano pivot Shaquille O´Neal.

Una nueva era se cierne sobre la NBA. A los ya favoritos al título, como son L.A. Lakers y Boston Celtics se unen los Miami Heats con su tridente mágico.

Una temporada apasionante que marcará los próximos años en la mejor liga baloncestística del mundo.

About Roberto Marcos

Alumno de 3º de Periodismo