La película “Avatar”, espejo del hombre de nuestro tiempo

Los cines de toda España acaban de reestrenar la versión íntegra de la película Avatar, la obra cumbre del director James Cameron. Una película de ciencia-ficción que encierra en su mensaje una moraleja y una gran pregunta: ¿el hombre es un ser realmente humano?

En el argumento de dicha película se cuenta cómo el hombre aterriza en otro planeta con la intención de rescatar un mineral de una gran energía y de infinitas aplicaciones. En la historia de las civilizaciones, siempre hemos visto muchos ejemplos dónde el hombre sólo necesita un pretexto para devastar todo lo que encuentra a su paso. Cómo se suele decir, ” no importan los medios para conseguir el fin”.

En la película “Avatar”, los hombres del planeta Tierra desembarcan en ese planeta y al comprobar  la resistencia de los indígenas a desplazarse del lugar donde vivían utilizan todas las armas a su alcance y el uso de la fuerza con tal de aprovecharse del mayor yacimiento de ese mineral que se encuentra justo debajo del árbol de la vida, lo que da sentido a esa civilización de indígenas del espacio. Ellos no se quieren ir de allí, porque es cómo si les dijeran a los católicos que derriben el Vaticano porque debajo se encuentran los mayores yacimientos de oro.

La historia se repite. Otras veces el hombre  ha matado sanguinareamente a otros hombres para apoderarse de sus tesoros.

Desde que somos pequeños, siempre nos han dicho que de todos los animales que pisan la Tierra el único racional y humano es el hombre. Racional sí, porque el hombre tiene inteligencia. Pero lo de humano ya no queda tan claro. Los animales sólo matan para comer. El hombre es el único animal que lo hace sin motivo. Un ser humano tiene la suficiente sensibilidad para no agredir a otro, aunque sea de otra civilización si no ve que peligra su vida.

La película “Avatar” demuestra una vez más que Dios no debe sentirse muchas veces orgulloso de cómo reacciona el hombre. Además, al verse la película en 3-D , todo lo sientes más adentro.

Irene Álvarez, psicóloga y socióloga, argumenta que parte del fracaso en la vida social y familiar en nuestro tiempo se debe a que el egoísmo se ha apoderado de nosotros y la gente ha olvidado que además de destacar en la vida profesional hay que destacar como personas, defendiendo ciertos valores que distinguen al hombre.

José Luis Jiménez, crítico de cine de Intereconomía radio, en su crónica sobre esta película, afirma que nunca un filme ha retratado mejor los pecados capitales del hombre de nuestro tiempo.

Asimismo, el periodista Emilio Javier, del Grupo Intereconomía, expresa que la cita “no importan los medios para conseguir un fin” se desarrolla en “Avatar” en toda su dimensión.

Partiendo de la célebre frase del filósofo Hobbie, es cierto que el hombre es el único depredador que actúa contra sí mismo. El hombre es un ser humano, pero muchas veces no lo parece.

About Patricia Gómez Tortosa

alumna 3 periodismo