El año que un español llegó al Olimpo

El año 2009 fue uno  los peores de la carrera de Rafael Nadal debido a las lesiones, y todavía podemos recordar cuando Robin Soderling le eliminó en octavos de final de Roland Garros. Pero esas lesiones quedan ya atrás y después de un año terrible podemos volver a escuchar de boca del propio jugador su frase favorita: “Ni en mis mejores sueños hubiese imaginado conseguirlo”. Y es que 2010 se puede considerar el mejor año de Nadal ya que, junto al número 1, Rafa puede sumar la conquista de tres de los cuatro grandes, Roland Garros, Wimbledon y el US Open, además de ganar el Clay Slam formado por los tres Master 1.000 de tierra batida, Montecarlo, Roma y Madrid y el reciente Master 500 de Tokio.

El lunes 13 de septiembre, a las ocho menos cuarto de la tarde hora estadounidense, Nadal se hacía con su primer Abierto de los Estados Unidos en la pista central de la Billie Jean King National Tennis Center. Esto suponía que el español se situaba en el hall de la fama del tenis mundial ya que, con este título, Rafa se convertía con tan solo 24 años en el séptimo jugador en conseguir los cuatro Grand Slams acompañando así a nombres como Fred Perry, el primero en conseguir la hazaña, Roy Emerson, Don Budge, el más joven, André Agassi, Rod Laver, el único en conseguirlo en un mismo año en dos ocasiones y el mito en activo, Roger Federer. A esto hay que añadir que el manacorí es el único con tres Copa Davis y una medalla de Oro en los juegos olímpicos. Esto último le convierte en el único junto a A. Agassi en tener el Golden Slam.

Pero seguramente ninguno de los anteriores tenistas mencionados sufriera tanto para conseguir los cuatro ‘majors’ ya que si echamos la vista atrás Nadal no lo ha tenido nada fácil. Aunque nadie podía discutir su potencial como tenista parece que es ahora cuando Rafa se ha consolidado como uno de los más grandes de todos los tiempos al haber alcanzado la cima del ranking de la ATP después de que en 2008 ya llegará al número uno, pero en aquella ocasión la mala suerte con las lesiones le arrebató el puesto devolviéndoselo a Roger Federer 46 semanas más tarde de que el propio suizo lo perdiera.

Después del último triunfo en Tokio parece que Nadal ya no puede seguir agrandando su figura pero cuando le preguntan por la actualidad Nadal tiene ahora su objetivo puesto en el ATP World Tour Finals, más conocido por su antiguo nombre el Master Cup, que en la actualidad se disputa en el O2 Arena de Londres, este es el único trofeo que al de Manacor le falta en sus vitrinas. ¿Lo conseguirá?.

About Alejandro Villarreal de Miguel

Alumno de 3º de periodismo