De igual a igual

No vuelvas tarde, que está oscuro. Que alguien te acompañe a casa. Es mejor tener al menos una hija, para que cuando seas mayor te cuide. Eso no es propio de una señorita. Cocina tú que lo haces mejor…

Estas son frases a las que las mujeres se enfrentan desde niñas. Por ello, la Comunidad de Madrid aprobó la ley 2/2016, de 29 de marzo, de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y No Discriminación, cuyo artículo 45 dice: “Las normas y resoluciones de la Comunidad de Madrid incorporarán la evaluación del impacto sobre identidad de género en el desarrollo de sus competencias, para garantizar la integración del principio de igualdad y no discriminación por razón de identidad de género o expresión de género”.

Ahora bien, ¿se está cumpliendo correctamente?

Micromachismos

Por un lado, en la estantería de una biblioteca, se lee en uno de los clasificadores de libros: “Educación física con mujeres y disminuidos”. Claudia López, licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, asegura que “no se enseña de forma diferente a mujeres y a hombres. Ambos sexos practican los mismos deportes mixtos con las mismas exigencias, aunque para evaluar la condición física las mujeres tienen unas marcas diferentes que los hombres, excepto en flexibilidad”. Además, expresa que no tiene nada que ver la metodología de enseñanza aplicada a una persona con algún tipo de discapacidad que la metodología que se emplea para enseñar a una mujer o un hombre.

Claudia López: “A una mujer se le enseña igual que a un hombre”

“A una mujer se le enseña igual que a un hombre. A una persona con discapacidad se le aplican una serie de adaptaciones curriculares según el tipo de discapacidad que tenga. Por ejemplo, un ciego tiene una persona al lado (lazarillo) que va guiándole por el espacio. Esto no quiere decir que la enseñanza de estas personas no pueda ser inclusiva, es decir, común a los compañeros que no tienen discapacidad”, aclara Claudia López.

“La enseñanza a discapacitados debe ser común e inclusiva”, afirma Claudia López

Entonces, ¿cuál es la finalidad de la etiqueta clasificatoria de esos libros de metodología de Educación Física? “Ninguna, no tiene sentido. No se debería diferenciar ni la evaluación ni la enseñanza en ningún tipo de deporte, puesto que los conocimientos técnicos y tácticos son los mismos y las prácticas deportivas de alto rendimiento son practicadas por los dos sexos por igual”, asegura.

Todo esto se ha denominado como micromachismos y, aunque se están tratando de erradicar, parece que aún queda mucho por hacer. ¿Se puede llegar a la igualdad a través de medidas desiguales?

Impacto de género

Por otro lado,  suele ocurrir que en un restaurante la cuenta se entregue al hombre, o que un camarero dé por hecho que la Coca Cola es para ella y la cerveza para él… También podemos encontrar fácilmente baños públicos, en los que solo el aseo femenino sirve también como espacio habilitado para discapacitados o para cambiar bebés.

En la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 19/04/2017(Roj: STSJ M 3416/2017), se aboga por incluir en las medidas de impacto de género una mejor iluminación de las calzadas o el refuerzo del transporte público en lugares de difícil acceso.

A raíz de esta sentencia, la Dirección General de Urbanismo (DGU), en su circular sobre impacto de género, dirigida a los Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid, indica: “Es la población femenina la que sigue mayoritariamente asumiendo el cuidado y atención de menores, ancianos y personas discapacitadas”; además asegura que es, “la que conduce para llevar a los hijos al colegio, la que accede mayoritariamente a los centros comerciales y/o grandes superficies para garantizar el suministro y atención de las necesidades básicas de la familia”.

DGU: “La población femenina asume el cuidado y suministro de las necesidades de la familia”

En el Plan General (PG) del Ayuntamiento de Tres Cantos se plantea amoldar el urbanismo a los movimientos femeninos, ya que las mujeres -a diferencia de los hombres- no van del trabajo a casa, sino que van del trabajo, al colegio, a la compra, el médico, etc. Otra medida sería disminuir el tamaño de los setos, porque las mujeres son más bajitas y el urbanismo afecta a la violencia de género. “Las mujeres transportan con mayor frecuencia carritos de la compra, cochecitos de niños, ancianos del brazo, etc.”, asegura en sus recomendaciones para la aplicación de una perspectiva de género.

“Las mujeres transportan con mayor frecuencia carritos de la compra, cochecitos de niños…”, PG de Tres Cantos

Urbanismo feminista

Otros colectivos se han sumado a añadir nuevas medidas como Col·lectiu Punt 6, una cooperativa de arquitectas, sociólogas y urbanistas que nació en el 2004 y apuesta por una “despatriarcalización del urbanismo para conseguir ciudades cuidadoras que no reproduzcan las discriminaciones sociales”.  Proponen poner la vida de las personas en el centro de las decisiones humanas. “Hay que incorporar la diversidad de experiencias de las personas, no es lo mismo una señora mayor que necesita andador que un chico joven”, asegura Sara Ortiz, socióloga de la cooperativa.

“Los roles de género tienen implicaciones en la forma de distribuir los espacios, por lo que si repensamos cómo distribuir los espacios podemos contribuir a cambiar las realidades”, asegura Blanca Valdivia socióloga de Col·lectiu Punt 6 .

Blanca Valdivia: “Si se distribuyen los espacios se pueden cambiar las realidades sociales”

También desde las redes sociales se quiere contribuir a cambiar todo esto. Numerosas influencers han optado por hacer algo más que declararse feministas. Quieren mostrar a los jóvenes el feminismo y la igualdad. Desean hacer pensar a los milenials, de la mejor forma que saben, a través de las redes sociales.

Moderna del Pueblo con 692 mil seguidores en Instagram, ha escrito varias novelas gráficas como Un cuento de empoderhadas, idiotizadas. Aquí emplea a las princesas Disney como una metáfora de los distintos tipos de rol femenino, para ir desmitificándolos, y así “despertar a las mujeres” -igual que lo hizo la Bella Durmiente- de todas esas idiotizaciones que nos enseñan de pequeñas. O Bebi con 495 mil seguidores en Twitter con sus libros de prosa poética Amor y Asco” o Indomable” donde asegura que “no ha salido feminista, sino que ha salido de la jaula”.

(Visited 132 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.