No, Madrid no es una ciudad muy contaminada

Contaminación en Madrid

La contaminación en Madrid es el principal problema de la capital para el 21,8% de sus habitantes y es el tercer problema más citado por el conjunto de los ciudadanos encuestados por el Ayuntamiento de Madrid. Sí, Madrid es una ciudad muy preocupada por la contaminación, especialmente en lo referente al aire y la famosa ‘boina’ que sobrevuela la ciudad. Incluso el consistorio ha restringido la circulación varios días para intentar revertir la situación. (*)

La contaminación en Europa

Los datos parecen claros, sin embargo: ¿es Madrid una ciudad contaminante? En el primer gráfico se pueden observar los índices de contaminación en las principales capitales del continente. La variable utilizada son los µg ≤ PM10/m3, es decir, el número de partículas de aire menores a diez microgramos por metro cúbico. Esta es, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la medida más precisa para determinar cómo de perjudicial es el aire que respiramos, ya que estas partículas son las que “penetran y se alojan en el interior profundo de los pulmones”. Los datos, que recogen los ayuntamientos de cada ciudad, los ha recopilado la propia OMS.

De las quince ciudades analizadas, Madrid es la tercera menos contaminada, solo por detrás de Lisboa y Dublín, un dato que contrasta con el alarmismo de los últimos años. Más aun teniendo en cuenta que la capital española no es una ciudad abierta al mar. Incluso los madrileños pueden presumir de que cumplen con las directrices de la OMS, que recomienda valores menores a 20 µg/m3. Los datos son de 2013 (es el último año en el que hay datos para todas las ciudades). No obstante, las variables apenas han cambiado en los últimos 3 años. En 2016 Madrid midió 19 µg/m3 de media otra vez, así como Dublín o Roma apenas han variado en un punto.

Los madrileños pueden presumir de cumplir con las directrices de la OMS

Pero quizás con estos datos no es suficiente. En lo referente a la contaminación hay un factor crucial que distorsiona las mediciones que realizan las estaciones meteorológicas: las precipitaciones. Numerosos estudios como este han demostrado que la lluvia o la nieve arrastran consigo las partículas en suspensión, que acaban en las alcantarillas o lejos de la ciudad llevadas por el viento. No es que la ciudad esté menos contaminada cuando llueve, sino que la concentración de partículas en el aire que miden las estaciones disminuye. Los expertos aseguran que lluvias de apenas 2 litros por metro cúbico son suficientes para “limpiar” el aire. El problema no desaparece, se transforma, y da dolor de cabeza los encargados de las canales de agua de las ciudades, pero ese es otro tema. En el gráfico se pueden observar el número de días que llovió en 2013 en las principales capitales europeas.

Madrid, a la cabeza de Europa

Madrid, como ya sabíamos, es la ciudad con menos días de lluvia. Esto, en el tema de la contaminación del aire, es un problema. La capital está en desventaja, pues en 2013 solo hubo 63 días en los que la “boina” recibió una ayuda. Quizás este fenómeno refuerce la idea de que Madrid no es una ciudad irrespirable. A más lluvia, más facilidad para reducir la contaminación, por lo que si hacemos una sencilla operación (multiplicamos las variables) podremos relacionar estas dos medidas y reducir el elemento distorsionador que suponen las precipitaciones. El siguiente gráfico no pretende ser de utilidad científica, pero sí una buena aproximación. Ciudades con altos niveles de contaminación y niveles muy bajos de precipitaciones pueden decir que no andan tan lejos de aquellas capitales en las que llueve mucho y la contaminación es ligeramente inferior. En el gráfico se muestran los países con los datos de sus capitales.

En este gráfico, España (gracias a Madrid) sale como el país europeo mejor parado. Siendo conscientes de que se podrían haber tenido en cuenta un sinfín de variables más (temperatura, concentración de habitantes o situación geográfica), parece que Madrid logra unos buenos registros que se ven acentuados por las pocas lluvias que recibe. Sin duda queda mucho camino por andar, pero los madrileños al menos pueden presumir que son los europeos que menos contaminan.

(*) Este artículo forma parte del proyecto de los alumnos de 4º de Periodismo de Villanueva C.U. para abordar informativamente las principales preocupaciones de los madrileños. Vea aquí el resto de las informaciones 

(Visited 114 time, 1 visit today)

About Nicolás Rein

Estudiante de 4º Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*