Tras las cámaras de Late Motiv de Andreu Buenafuente

Late Motiv de Andreu Buenafuente

Permanecemos sentados en nuestros asientos cuando de repente se apagan las luces y empieza a sonar una música. El productor se levanta y nos hace gestos para que nos pongamos en pie. Desde nuestro sitio nos levantamos sabiendo lo que sucederá en unos momentos. Aplaudimos y de pronto se encienden los focos, se abre el telón y tras una presentación más propia de un concierto de rock sale él: Bienvenidos a Late Motiv de Andreu Buenafuente.

Pero la tarde como público no empezó en el momento en el que ya toda España ve lo que ocurre en el plató. Según una de las organizadoras de todo lo referente a las visitas al programa, en el Santiago Bernabéu nos reunimos alrededor de 140 personas que saldríamos dirección a Tres Cantos donde están los estudios centrales de Movistar Plus. Llegamos a eso de las 5:30 de la tarde a unas instalaciones modernas sobre las que luego bromearán Andreu con David Broncano (si, el programa es un falso directo grabado 3 horas antes de emitirse en #0).

“Esto no es Telecinco. Para nosotros la imagen del público sí que es importante”

Tras pasar el control de seguridad para permitirnos el acceso a la redacción, llegamos a una sala en la que nos esperaba el primer toque de humor -unos bocadillos bajo un cartel en el que nos indican que solo podemos comer uno, ”esto no es una boda.”- Tras unos minutos de fotos en los distintos photocall que tenía preparado el programa, llega el productor con el que tuvimos la oportunidad de intercambiar unas palabras. Asegura sentirse un cómico y para dar buena cuenta de ello hace algunas bromas dejando en mal lugar a Telecinco, donde el público –según él- no puede ser del mismo nivel del que tienen ellos.

Tras la conversación, el productor se sube a un pequeño escenario en el que empieza a dar las indicaciones a los espectadores de cara a la próxima hora. Afirma que es de las veces que más gente “novata” hay (un 80% según la organización, un 20% según la Guardia Urbana, asegura).

Después de más bromas con Tele 5 y las risas del público, que ya empieza a estar metido en situación, comenzamos a entrar al estudio tras unas confusiones de los coordinadores con los apellidos. Entrábamos con las expectativas muy altas, con la idea de encontrarnos con el plató enorme que parece ser en televisión. Las expectativas no fueron satisfechas por completo dado que el espacio queda reducido bastante entre la mesa de entrevistas y la banda de música.

La primera decepción de la tarde llega cuando nos comunican que la entrevista fijada para hoy con los actores Javier Gutiérrez Álvarez y Malena Alterio ya ha sido grabada días antes. Primera conclusión: en televisión, nada es lo que parece.

Música en directo, el elemento diferencial

El productor sigue muy motivado tratando de exaltarnos, y realmente lo consigue cuando presenta a la banda musical de Late Motiv.

En la BBC y televisiones americanas tener música en directo es lo normal

Música en directo, el elemento que da alma al programa de Buenafuente y que nos transporta a televisiones de otros países como aseguran ellos mismos: “Es una tristeza la música en la televisión de España. Luego ves ejemplos en la BBC o en las televisiones americanas… ¿Por qué en España no se puede haber eso?”.

El público se levanta y aplaude cuando empiezan a tocar el éxito Let me entertein you de Robbie Williams. El productor nos insta a tocar las palmas al son de la música, tanto que los brazos empiezan a cansarse. Por fin acaba la canción que acaba convirtiéndose en una pequeña tortura, pero para sorpresa de todos vuelven a tocar la misma canción y nos tenemos que poner de nuevo en pie. El cantante la banda “canta” el guion del programa de hoy, se encienden los focos, se abre el telón y tras una presentación más propia de un concierto de rock sale él: Bienvenidos a Late Motiv.

Late Motiv desde las gradas del público

El monólogo ha ido bien. Buenafuente habla sobre la no designación de Barcelona como sede de la Agencia Mundial del Medicamento. Pero cuando Andreu va a su mesa de entrevistas llegan los problemas para nosotros. Los cámaras se ponen en medio para grabar de cerca a las estrellas del programa. David Broncano y compañía se ocultan tras el tumulto de productores, organizadores y técnicos que se ríen de las bromas que se van produciendo.

El mejor momento llega en el descanso cuando la banda toca un tema diferente y todo el equipo se viene arriba bailando, incluido el cámara colgado del techo para captar la perspectiva aérea.

El programa acaba y Buenafuente y Broncano salen corriendo con prisa. Al salir nos encontramos con la señora de la limpieza que anteriormente había tenido que limpiar unos bollos que habían tirado en el rodaje. La miramos y nos sonríe como diciendo: “Y así todos los días”.

(Visited 145 time, 1 visit today)

About Juan Carlos Alonso

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*