Miguel Temboury: “Felipe VI ha sacado cum laude en su particular 23-F”

Felipe VI ha tenido su particular 23-F

Miguel Temboury (Bruselas, 1969) es hijo de diplomático y abogado del Estado. En su carrera profesional dejó su sello en el Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña y en gabinetes de ministerios tan importantes como Interior o Economía. En 2011 llegó al gobierno de Mariano Rajoy por petición de Luis de Guindos. En su función de subsecretario de Economía perdió dinero, trabajó más que nunca y tuvo que afrontar serios disgustos, pero como él dice: “Es cierto que era un sacrificio, pero tal y como estaba España no podía decir que no”. Tras el discurso de Felipe VI es optimista con la crisis catalana y, desde su despacho de abogados, reflexiona sobre el porvenir de España.

Salvar a una España a punto de la quiebra

Pregunta: Estuvo entre 2011 y 2016 en el Ministerio de Economía. Fueron años durísimos, ¿en el gobierno se temía que España fuera rescatada por la UE?

Respuesta: Ese fantasma planeaba todo el rato y había mucha gente que pedía el rescate total de la economía. Una vez el presidente del gobierno me dijo: “Yo siempre hago dos preguntas: si pido el rescate, ¿me lo dan? Y si me lo dan: ¿en qué condiciones? Nadie me sabía contestar”. La verdad es que Europa y España no se lo podían permitir: pierdes la soberanía y la población tiene unas condiciones terribles. España aguantó muy bien, pero los primeros seis meses del año 2012 íbamos con miedo a la subastas de deuda. Si fallaba una subasta nos intervenían.

“Con el rescate total la población hubiera tenido condiciones terribles”

P: ¿Siempre se tuvo claro que había que rescatar a Bankia?

R: La caída de Bankia hubiera sido desastrosa: se habría replicado en muchos otros bancos y eso el Estado no se lo podía permitir. Todos los sistemas bancarios modernos han acudido a un rescate y con un coste mayor. Garantizamos los depósitos, pero los accionistas, gestores y titulares de deuda subordinada tuvieron que sufrir un daño. Fueron medidas dolorosas, pero se evitó un incentivo futuro en torno a que las crisis bancarias salen gratis.

El problema catalán visto desde dentro del gobierno

P: Entrando en el terreno político: ¿el gobierno podría haber evitado que la cuestión catalana llegara a este límite?

R: Es bueno que las cosas que no tienen fundamento alguno se desacrediten por sí mismas: un parlamento que aprueba dos leyes sin tener en cuenta a la oposición, empresas que se van y una manifestación en la que los independentistas se dan cuenta que no tienen la legitimidad de la calle. Yo confío en la política del gobierno, ellos tienen más información que el ciudadano de a pie. Además tampoco es justo pedir responsabilidades a este gobierno cuando han sido otros los que han cebado al monstruo. Este gobierno no ha cedido nada, no porque no quiera, sino porque le presentaron un chantaje.

P: En el camino se han pisoteado derechos de los ciudadanos y dinero público ha ido a parar a fines ilícitos.

R: En España hay una tendencia a exigirle al gobierno soluciones inmediatas, no obstante hay tendencias históricas. A veces nos decían: “¿Cómo puede ser que no estén estos en la cárcel?”. Afortunadamente en España en la cárcel te mete un juez, no el gobierno. Hay casos tremendos de adoctrinamiento, pero es algo que no se puede revertir en cinco años. Lo esperanzador es que esto es un punto de inflexión y que se va a corregir el rumbo de un tren que se iba a estrellar.

“Una foto de la policía dando porrazos a unos señores que van a votar hace mucho daño

P: En medios internacionales se habló de represión en el 1-O. ¿Por qué el gobierno no logró comunicar su versión de los hechos?

R: Es cierto que una foto de la policía dando porrazos a unos señores que van a votar supuestamente de forma pacífica hace mucho daño. Es algo que venían buscando los independentistas y se lo pueden apuntar como un éxito, pero será efímero. El Estado debía demostrar que utilizaba todas las medidas en su mano y el uso de la fuerza fue proporcionado. Luego hubo muchas mentiras con las cifras de heridos y los propios medios internacionales han tenido que rectificar. Lo importante es ganar la guerra, no una batalla.

El discurso de Felipe VI

P: ¿Cómo valora el discurso del rey Felipe VI? ¿Fue un toque de atención a Rajoy?

R: Fue extraordinario e histórico. Felipe VI ha tenido su particular 23-F y lo ha pasado con sobresaliente cum laude. Unió a toda España e hizo que los separatistas se plantearan seriamente donde estaban. No creo que hubiera un toque de atención, en otros partidos sí que ha habido dudas. Es un discurso que los españoles vimos con emoción y con orgullo.

P: ¿Habrá una reforma constitucional cuando acabe este proceso?

R: No podemos seguir en esta escalada perpetua, hay que cerrar el modelo territorial de una vez. España se puede permitir tener una crisis catalana cada cien años, pero no cada cinco. Si se negocia y se da un poquito más corremos el riesgo de otra gran crisis. Hay que dejar claro quién tiene qué competencias y que no se usen en beneficio de los partidos políticos.

P: ¿Qué consejo le daría al presidente Mariano Rajoy?

Que se fíe de su instinto, que nos ha sacado de muchos problemas. No sé como pasará a la historia porque España es un país muy complicado y desagradecido. No se me ocurre en la democracia legislaturas más duras que las últimas: una crisis económica pavorosa, un cambio de reinado, un  gobierno en funciones y una crisis catalana. Hay que estar agradecido a Rajoy por muchas cosas.

(Visited 170 time, 1 visit today)

About Nicolás Rein

Estudiante de 4º Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.