“La serie ‘Servir y proteger’ es muy exigente”

‘Ciega a citas’, ‘Bandolera’, ‘Acacias 38’ y ahora ‘Servir y Proteger’. Rubén Torrejón se ha puesto al frente de la nueva serie contemporánea de TVE. La acción, el realismo y el amor impregnan una comisaría de un barrio de Madrid. La nueva apuesta de ‘Plano a Plano’ ha reunido a actores de varias generaciones dando oportunidades a nuevas promesas. De Fernando Guillén Cuervo a Elisa Mouliaá pasando por Juan José Ballesta o Nicolás Coronado. La producción ha aceptado el “riesgo”, aunque “controlado”, de dar espacio a caras poco conocidas. Con más de 100 capítulos de emisión, Torrejón celebra las audiencias y aunque a su juicio las producciones españolas están aún muy lejos de competir con series como ‘Juego de Tronos’, la calidad en España ha aumentado y sería injusto “no respetar” nuestro cine.

P: ¿Cómo valora los 100 primeros capítulos de ‘Servir y Proteger’?

R: La apuesta ha funcionado. No es una serie fácil porque las series diarias son muy difíciles y las contemporáneas y encima policíacas no son muy habituales. El espectador ha agradecido que no sea una serie de época. Las series de época están muy bien pero cuando se alarga mucho en el tiempo pueden resultar cansinas. El salto a la contemporánea es mucho más agradecido. Hemos fidelizado público bastante rápido. Partíamos de la ventaja que en esa franja ‘Acacias 38’ estaba funcionando bastante bien.

Apostar por jóvenes promesas

P: ¿Ha sido arriesgado apostar por caras poco conocidas?

R: Ha sido un riesgo controlado. Los actores nuevos son buenos pero hemos intercalado con caras muy conocidas como Luisa Martín, Fernando Guillén Cuervo o Juanjo Artero. Los famosos son el anzuelo pero las jóvenes promesas han funcionado bastante bien.

“No creo que haya un desprecio radical al cine español”

P: ¿Qué tiene que tener un actor para que apuestes por él?

R: Es imprescindible que un actor tenga formación. Por supuesto tiene que haber un componente intuitivo y vocacional pero también de estudio. Los actores deben formarse, estudiar. Eso se nota al hacer una prueba. Nuestra excepción en la serie es Juan José Ballesta que funciona impresionantemente bien y no tiene una formación académica como tal pero está muy asentado en la industria desde que ganó el Goya por la película ‘El bola’. Un actor tiene que tener mucha estabilidad mental. Las series diarias como ‘Servir y Proteger’ son muy exigentes y complicadas de rodar. Es necesario estar muy centrado para grabar más de diez horas al día y después ir a casa a estudiar 20 o 25 páginas para el día siguiente. Si no te cuidas y descansas llega un momento en que pinchas. Muchos actores protagonistas tienen crisis en momentos puntuales. Al final pasan más tiempo en la serie que en sus casas.

La era de las series

P: ¿Hay futuro para los actores de este país?

R: Es una profesión durísima. Son personas que están expuestas constantemente a modas. Es un mercado muy competitivo y las decisiones que les atañen dependen de muchísimos factores. Puedes ser muy buen actor y no tener una oportunidad. A veces esa oportunidad llega con 20 años, a veces con 40 y a veces no llega nunca.

P: ¿Puede España competir con las grandes series?

R: Podemos competir en ciertas cosas. Ha mejorado mucho la calidad de nuestras producciones pero no podemos enfrentarnos a series como ‘Juego de Tronos’. El público se ha enfocado en las series y eso ha resentido un poco la facturación del cine. En series se está arriesgando más que en cine porque en las salas las decisiones las toman las cadenas de televisión y hacen productos que gusten a todo el mundo por eso no se arriesga. Es cierto que en España siempre está el tópico de las ‘españoladas’ pero incluso algunas películas así son muy buenas. No me parece que haya un desprecio radical al cine español además sería injusto. Hacemos lo que podemos.

About Marcos H. de la Morena

Estudiante 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*