La Casa II: la investigación sobre una vida pintada de otro color

Tras la primera publicación sobre el Servicio Secreto, hace ya 25 años, Fernando Rueda saca a la luz los nuevos enigmas que rodean al nuevo y mejorado Centro Nacional de Inteligencia (CNI) con su último libro: La Casa II. Agentes, operaciones secretas y acciones inconfesables de los espías españoles.

Esta nueva entrega, que ahonda en las entrañas de la agencia, recalca sus anécdotas más ocultas como el espionaje masivo, las conspiraciones, la vida secreta de los agentes, las relaciones con la monarquía, otros servicios secretos del calibre de la CIA y toda la información que las agencias poseen de nosotros. Estos son algunos de los temas que podemos encontrar en el desarrollado y minucioso trabajo de Rueda, máximo especialista español en asuntos de espionaje, que ya ha salido a la venta y está siendo presentado por toda España.

La presentación y sus espías

Asistimos a la presentación de su nuevo libro donde acuden como ponentes tres ex espías: Manuel Rey, Diego Camacho y Juan Rando. Estuvieron acompañados por Blanca Rosa, directora y fundadora de Roca Editorial y del autor del aclamado libro, Fernando Rueda.

Encabezando la conferencia, Manuel Rey describió cómo fue entrevistado por el autor, quien se propuso sacar a la luz cualquier detalle sobre el entonces Centro Superior de Información de la Defensa (CESID) que desde 2002 pasó a ser CNI. Afirma también que esta nueva entrega “sorprenderá a muchos agentes y lectores. Fernando ha sabido enfrentarse a la autoridad y contar lo que la gente quiere saber”

“Fernando Rueda ha sabido enfrentarse a la autoridad y contar lo que la gente quiere saber”

Juan Rando, quien ha viajado por más de 48 países durante sus 20 años de espía, declara que la información que le confiaba a Fernando estaba siempre a buen recaudo. Describe cómo el espionaje le “ha cambiado el software” ya que dispone de una formación profesional que le ha salvado la vida en diversas ocasiones y que, hoy, le ayuda en su trabajo como abogado.

“El Estado no presenta la vida como es, sino con el color que beneficia a la sociedad” Juan Rando

Estar en el servicio te hace verla de otro color”, añade Rando. “Es necesario que así la muestren para mantener el orden social”, defiende.

Diego Camacho aclara que el CNI “tiene que estar en la sombra para ser más eficaz”. Camacho hace alusión a la obra de Rueda como una “aproximación a una realidad siempre esquiva” la cual “nunca llega a poseerse porque contiene múltiples facetas”. Confía en la prudencia del autor para que no se revelen secretos de Estado que hagan peligrar la seguridad nacional, pero afirma que hay cierta información que “no va a gustar a determinadas personas”.

El autor y su obra

Por su parte, Rueda recordó la anécdota de cómo mientras redactaba La Casa, su ordenador fue burlado por el CESID haciéndose con el manuscrito original, el cual no había sido del todo editado. Sin saberlo, dicho texto llegó a las manos del entonces director, Javier Calderón, quien no vio de buen grado los comentarios que Fernando Rueda realizó sobre sus hijos. Rueda, quien ya sospechaba de la manipulación de su querido PCW8256, confirmó sus suposiciones al conocer la opinión del director quien, al parecer, había leído información no recopilada en la publicación original.

Javier Calderón no vio de buen agrado los comentarios que Rueda hizo sobre sus hijos

Otro pirateo fue el producido en el ordenador de la directora de Roca Editorial, Blanca Rosa, suceso que contará en La Casa III.

Rueda afirma que “el Servicio Secreto prefiere que esos libros no hubieran salido a la luz. Son más felices cuando la gente es ignorante” y defiende su tarea de “contar a la opinión pública cómo funcionan las instituciones del Estado porque tienen el derecho a conocer”.

Como extra en su nuevo libro, ha incluido una serie de perfiles de agentes describiendo cómo era su vida antes del servicio, cómo fueron reclutados, sus principales misiones y qué sintieron ellos y sus familiares. Como no se les está permitido hablar con periodistas, Rueda recurrió a la investigación de algunos de los agentes que en 2003 fueron asesinados en Irak con el deber de cuidar a las tropas españolas allí destinadas.

Criticando al servicio, habla de la conspiración que se produjo, por parte de unos agentes descontentos contra su director, Alberto Saiz, de cómo “no fueron capaces de evitar el 11M cuando tenían bajo sus focos a casi todos los terroristas” y, peor aún, de informar desde un primer momento de que había sido ETA, a pesar de “las alertas que ellos mismos habían dado sobre el terrorismo yihadista”.

“No fueron capaces de evitar al 11M cuando tenían bajo sus focos a casi todos los terroristas” Fernando Rueda

Estos y muchos otros casos se recopilan en su nuevo libro La Casa II, trabajo que inició en 2015 y que hoy, con orgullo, describe cómo le ha cambiado la vida desde su primera entrega hace 25 años haciendo especial mención a su hermano Antonio, a quien le fue detallando los últimos detalles de su investigación.

La entrevista

Siete preguntas, previamente redactadas, ahondan en el Servicio Secreto de nuestro país, sacando respuestas que dejarán sorprendidos a más de uno. Fernando Rueda, quien no deja ningún detalle por contar, responde, desde el mayor conocimiento que se puede tener como periodista del CNI, a temas que relacionan a La Casa con Cataluña, las manipulaciones a las que cómo profesional se somete, el control y espionaje masivo, el derecho de la opinión pública a conocer, en qué se invierte el presupuesto de la agencia y mucho más.

Deja un comentario

*