Fernando Lázaro: “El 155 era inevitable. Puigdemont se ha tirado al monte”

La Constitución, como arma del Estado de Derecho, ha entrado en juego para reestablecer el orden y la legalidad en Cataluña. Ha sido a través del artículo 155 que ha despertado un primitivo patriotismo y ha avivado el secesionismo en manifestaciones que hacen letales una u otra postura.

Fernando Lázaro, responsable de temas de Interior y Seguridad de El Mundo, reconoce que el artículo 155 “ha sido más suave de lo que nos esperábamos”. Aunque Soraya Sáenz de Santamaría ocupe ahora la Presidencia de Cataluña y se haya anunciado una ‘intervención’ de TV3, “Rajoy podría haber sido mucho más duro. Aseguró meter caña a la televisión pública catalana y eso ha quedado en una segunda derivada”, explica Lázaro en una charla ante los alumnos de Periodismo de Villanueva C.U.

“No veo factible una lista única de constitucionalistas, aunque sí acuerdos puntuales”

La aplicación del artículo 155, que ha rescatado de la hemeroteca la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno en 2012 y tumbada por el Constitucional en este mismo año y ha servido de arma argumento para los partidos independentistas, “era la única opción después de que el Gobierno del ex presidente Puigdemont se tirase al monte y reconociese la independencia”.

Puigdemont, en busca de apoyo internacional

Fernando Lázaro entiende que con su viaje a Bruselas Pugdemont “tiene que buscar apoyo internacional”. Mientras esto sucede, la Fiscalía ha interpuesto una querella contra él y todo su Govern en la que pide una fianza de más de seis millones de euros.

El documento de la Fiscalía recoge que ha cometido delitos de rebelión, sedición, malversación y delitos conexos ante la Audiencia Nacional. Según Lázaro, “la querella que ha puesto la Fiscalía le acusa de delitos más graves que haber cometido un asesinato. Se puede hablar de cárcel, sólo el delito de rebelión conlleva 30 años de prisión, los mismos que por matar a una persona”.

¿Pacto constitucionalista?

El anuncio de elecciones el 21 de diciembre ha precipitado a las diversas formaciones a abandonar el luto por la ruptura y comenzar sus respectivas campañas. Ciudadanos ya ha planteado la propuesta de que Inés Arrimadas encabece una lista que aglutine a todos los grupos constitucionalistas. Lázaro asegura que no ve factible esa agrupación, “otra cosa es que lleguen a un tipo de acuerdo para apoyar al primer candidato” apunta.

PDeCAT no ha decidido aún de forma definitiva su candidato, aunque algunos, como el ex conseller Santi Vila, se han postulado. ERC mantiene a la mano derecha de Puigdemont, Oriol Junqueras. Y los pactos ya están encima de la mesa.

(Con información de Marcos H. De la Morena)

About Diana Fernández

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*