“El encanto de España es vivir en una emergencia perpetua”

Entrevista a la corresponsal francesa Cécile Thibaud

Cécile Thibaud llegó a España hace dieciséis años. Antes trabajaba en París, en la redacción de la revista semanal L’Express, diario para el que continuó trabajando desde aquí. Escribe para medios suizos y franceses. Conoció a un español, con el que se casó, y este fue su principal motivo por el que se trasladó a Madrid. Su adaptación no fue dura, dado que considera que al ser países vecinos, no experimentó una notoria diferencia cultural

Experiencia en España

En torno al año 2000, se encontró con un país en el que se estaban dando muchas novedades sociales. Entre ellas, la Ley Contra el Acoso de las Mujeres o la aprobación del matrimonio homosexual; considerando este último de gran relevancia dado que “suponía ser uno de los primeros países europeos en impulsar este tipo de leyes”. Se dedicó por ello a dar información sobre temas principalmente sociales, hasta que en 2008, con la llegada de la crisis, comenzó a cubrir temas más económicos. Recuerda el movimiento de los indignados, la aparición de Podemos, Bankia… “Cubrí entonces, la actualidad”, dice. Ahora trabaja para un diario económico francés, dirigido para un público más especializado en este sector.

“Todo el mundo está pendiente de lo que ocurre en el país vecino”

Los temas que más interesan tanto a Francia como a Suiza giran en torno al Gobierno, las leyes y los pactos. “¿Por qué no hubo pactos de izquierdas?”, se pregunta. Ante ello explica que fuera de las fronteras no se entendía el motivo de no hacerlo: “¿Por qué la izquierda no se entiende, cuando si lo hace en otros países?”.

Afirma que igual que interesa lo que pasa en la política española, ocurre lo mismo con el resto de países, como es ahora el caso de Francia o Italia. “Todo el mundo esta pendiente de lo que ocurre en el país vecino”, explica. Pone de ejemplo ETA como un tema de importancia para Francia, dada la implicación que ha tenido la banda también tras sus fronteras.

Corrupción, justicia y paro

Ha seguido también los temas de corrupción, entre los que cita el caso Gürtel, el Partido Popular… Y todo aquello que ha ido sucediendo una vez se han llevado a cabo los juicios. Problemas que considera que “han sido un poco el punto central del cambio político en España”. “Estamos pendientes de lo que va a pasar con Urdangarín, y de si la justicia es la misma para todos”, declara. Siendo esto algo que cree que aún queda por demostrar.

“Con más turismo y menos paro, ¿interesa una España de camareros?”

Considera que se están dando cambios en el panorama español, relacionándolos con que hay más turismo y como consecuencia de ello, menos paro. Pero ante esto Thibaud se pregunta: “¿Qué tipo de trabajo? ¿Interesa una España de camareros?”.

De España destaca su buen clima, favoreciendo la actividad en sus calles, “pudiendo así, disfrutar más de la vida”.  Considera que a pesar de la complicada situación política y económica por la que está pasando el país, los anteriores factores destacados son “una de las grandes ventajas vivir de aquí”.

El tópico español, en toda Europa

Thibaud afirma que su visión del país ha cambiado ha raíz de instalarse aquí. “Antes para mí, España era un país de vacaciones, colorido, propio de las películas de Almodóvar”. Alguien a quien considera mucho más apreciado en su país que en el del propio director. “He leído que le van a hacerle su primer homenaje”, señala. Algo que le sorprende, por no habérselo hecho anteriormente.

“Si entrevistas a un político, le saludas con la mano y te despides con dos besos”

Le llama la atención también la proximidad que tiene la gente y la rapidez a la hora de tutearse. “Si haces una entrevista con un político, a lo mejor le saludas dándole la mano en un principio, pero cuando te vas, le das dos besos”, declara, y según su experiencia “es algo que no podría imaginar, ya que da una sensación tan cercana que a veces descoloca un poco”.

“Las mujeres cuando hablan dan la sensación de que se pelean”

Es partidaria de que existe un tópico español. “Los españoles son los primeros interesados en hacer que esto exista. El tópico: fiesta y siesta”, afirma. Por otro lado, nos describe como personas que hablan fuerte, “uno por encima del otro”. “Las mujeres cuando hablan, tienes la sensación de que se pelean”, apunta. También señala que “cuando no entiendes el idioma es todo un misterio, porque parece siempre que está pasando algo urgente”“Este es el encanto del país, que vive en esta especie de emergencia perpetua”, concluye. 

(con información de Carlota Casadejust)

About Amelia Orozco

Estudiante de 4º de periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*