La nulidad matrimonial no es solo para ricos y famosos

nulidad matrimonial

El proceso de nulidad matrimonial siempre ha generado muchas preguntas. Mientras que antes era un proceso asociado a Rocío Jurado, Cayetano Rivera y, en general, a ricos y famosos, desde la reforma del Papa Francisco de diciembre de 2015 se asocia a la gratuidad y rapidez. Pero ninguna de las dos imágenes es del todo real. Va más allá.

Tribunales eclesiásticos

Los tribunales eclesiásticos se apoyan en el derecho canónico. Encontramos uno en cada obispado y arzobispado, siendo los de este último superiores. La instancia superior a todos el Tribunal de la Rota Romana. España cuenta con 70 diócesis de las cuales 14 son arzobispados, uno de ellos Madrid. Los casos de nulidad matrimonial se tratan en estos tribunales y es en el de Madrid en el que trabaja Don José Ignacio Olmedo, sacerdote y secretario general de este tribunal eclesiástico. Aunque se puede atender cualquier tema relacionado con el derecho eclesiástico Don José Ignacio asegura que desde que trabaja allí no ha visto otro caso que no sea de nulidad.

Él, como secretario general, es el primer contacto que tiene cualquier persona cuando quiere iniciar un proceso. “La gente llega aquí con cara de despistado y les ayudo. Les explico todo lo que tienen que hacer para que se inicie el proceso de nulidad y les consigo un abogado. Muchas veces mi trabajo es básicamente acoger, escuchar, comprender y luego ya orientarles. Todo funciona como cualquier tribunal, la diferencia es que la ley que se aplica es la del código de derecho canónico”, explica Don José Ignacio.

Cuando los ingresos mensuales de la persona están por debajo de 1.300 euros tiene derecho a no pagar nada

Una única instancia

En 2015 se aplicó una reforma impulsada por el Papa Francisco que cambió el proceso de nulidad matrimonial facilitándolo. Uno de los cambios es la necesidad de una sola instancia para que un matrimonio sea nulo. “Antes hacían falta dos tribunales, uno de primera instancia y otro de segunda, que dijeran que un matrimonio es nulo”, declara el secretario general, que añade que“si, por ejemplo, venían a Madrid y salía el proceso nulo todavía no lo era. Tenían que ir al tribunal superior de la Rota y que este también lo diera por nulo para que de verdad lo fuera. Necesitaban dos sentencias. Ahora basta con uno y esto ha simplificado mucho las cosas.”

Ha habido muchos abusos y esto ha hecho que la gente piense que solo los ricos pueden conseguir la nulidad

Tendencia a la gratuidad

Otros cambios son la desaparición de las tasas y que ahora todo el mundo tiene derecho a la asistencia gratuita. “En Madrid tenemos un baremo establecido. Cuando los ingresos mensuales de la persona están por debajo de 1.300 euros tiene derecho a no pagar nada, totalmente gratuito. Si tiene dinero lo único que pagaría es si un psicólogo o un psiquiatra tienen que hacer un informe”, afirma Don José Ignacio. La cosa cambia si quieres tener tu propio abogado y no el de oficio gratuito que te asigna el tribunal, “si alguien quiere tener su propio abogado ya pacta con él y pagará lo que el abogado le diga” alega. Aún así se ha establecido un tope. En Madrid, por ejemplo, el obispo ha establecido que cualquier abogado que quiera llevar un proceso de nulidad puede cobrar un máximo de 2.500 euros.

Aunque el baremo es el mismo ahora que antes de la reforma, 1.300 euros, la diferencia es que actualmente es gratis para todos, exceptuando los gastos extra como peritos psicólogos, y antes los que superaban el baremo sí que se tenían que pagar su propio abogado. Cuenta Don José Ignacio que es aquí donde “ha habido muchos abusos y que es lo que ha hecho que la gente piense que solo los ricos y famosos podían conseguir la nulidad. Si un abogado te decía que te lo llevaba por un millón de euros habría gente que lo pagaba pero no todo el mundo puede. Además que este dinero se lo llevaba el abogado, la Iglesia solo recibía las tasas del proceso que eran siempre las mismas.”

El proceso más breve

El  último cambio es la creación del proceso breve. Este te permite conseguir la nulidad en dos meses pero con unas condiciones: que los dos estén totalmente de acuerdo, y que las pruebas sean verdaderamente evidentes.

(Visited 64 time, 1 visit today)

About María Quintanilla

Estudiante 4º Periodismo en Villanueva C.U.

1 comments

Deja un comentario

*