Assisi Friends: sonrisas sanas de Madrid a Sri Lanka

Assisi Friends

Assisi Friends es una ONG que cada año ayuda en orfanatos de los Hermanos Franciscanos en Sri Lanka. Al proyecto se van sumando voluntarios de todas las edades, incluso de quince años. Este año cuentan con la ayuda de dos dentistas que les acompañarán en el viaje para ayudar a los niños del orfanato de Matale. En esta entrevista con cuv3 Pilar Losantos, una de las fundadoras del proyecto, explica en qué consiste y qué planes tienen para este año.

“Me bastaron dos horas en el orfanato para enamorarme de todos ellos”

Inicios de Assisi Friends

Pregunta: ¿Cómo surgió la idea del proyecto?

Respuesta: Hace cuatro años hice mi primer viaje a Sri Lanka y algo me impulsó a visitar el orfanato de Matale, que dirige el Hermano Selva. Tenía el tiempo muy limitado porque empezaba un curso e iba a estar tres semanas a tope. Solo tenía un día, así que salí a las cuatro de la mañana del hotel donde estaba. Fue un viaje de ida y vuelta en el día.  Me bastaron esas dos horas que pasamos juntos para enamorarme de todos ellos y querer contagiarme de las sonrisas de sus corazones. Gracias a la amistad que nos ha unido, colaboramos cada año en realizar proyectos sostenibles y necesarios para mejorar el día a día de los niños y les preparamos actividades que fortalezcan sus habilidades creativas. La combinación de tres ingredientes importantes son los que han dado forma a este proyecto:

El primero es desarrollar proyectos que sea una prioridad para ellos, para los niños de los orfanatos donde colaboramos y que mejoren su vida.

El segundo es contar con un grupo de voluntarios implicados y comprometidos desde el primer momento, que colaboren en la obtención de fondos, que participen en los eventos y que preparen las actividades que queremos desarrollar a los niños.

El tercero y muy importante es ofrecer a los niños actividades que potencien su creatividad: teatro, cine, música, danza, yoga, meditación, manualidades o hacer galletas, son algunas de las actividades que ya hemos compartido con ellos. En el primer viaje que hicimos nos dimos cuenta de que estos niños no tienen, al terminar sus estudios básicos, ninguna expectativa de qué hacer en sus vidas. Convivir con ellos 24 horas nos da la oportunidad de conocerlos, de amarlos y de compartir momentos mágicos que nos enriquecen a todos. Es recíproco.

P: ¿Quiénes forman el equipo?

R: Es un tándem entre la Fundación Gomaespuma, los Hermanos Franciscanos y los voluntarios. Desde 2014 colaboramos con ellos. Concretamos las iniciativas que son buenas para los niños cada año, supervisadas por la Fundación Gomaespuma y yo misma entrevisto al grupo de voluntarios que quiere participar. Por un lado, promovemos proyectos que son una prioridad para los orfanatos en los que colaboramos. Por otro, organizamos campamentos de verano a los niños, desarrollando actividades lúdico-educativas que fomentan la confianza en sí mismos, su capacidad para crear, su apertura hacia el mundo… Convivir con los niños cada hora del día, durante 20 días, en su hogar, es una gran oportunidad para ellos y para nosotros. Nos aportamos tanto unos a otros que esta experiencia nos enriquece a todos.

Los Hermanos Franciscanos son una orden religiosa que se estableció en la región de Sri Lanka en 1984. Su misión es desarrollar proyectos en los sectores más necesitados. Actualmente gestionan en Sri Lanka cinco orfanatos, con más de 250 niños de edades entre los 3 y los 18 años.

La Fundación Gomaespuma es una iniciativa que surge de la mano de dos periodistas, Juan Luis Cano y Guillermo Fesser. Su misión es fomentar la cultura y la educación. Colaboran y apoyan a dos de los orfanatos gestionados por los Hermanos Franciscanos en Sri Lanka: Batticaloa y Matale.

P: ¿En qué consiste el proyecto?

R: Cada año ha sido diferente. El primer año construimos un parque infantil con materiales reciclados, un jardín vertical con botellas de plástico, balancines con bambú, sofás con neumáticos … En todas estas actividades participaron nuestros protagonistas, los niños. Durante nuestra estancia allí nos dimos cuenta de su rutina. De cómo se duchaban y lavaban su ropa. Si lo hacían, porque no todos los días podían. Se duchaban y saltaban para no tener frío. Unas veces, sin la ropa puesta, y otras con ella para lavarla. El mismo jabón que utilizan para su cuerpo es el mismo que utilizan para la ropa ¡Al menos tienen jabón! La zona que tienen como tendedero era insuficiente y estaba siempre llena. A veces la ropa se caía al suelo y, directamente, se secaba allí”

“Nuestro objetivo este año es enseñar  prevención en higiene y salud a todos los niños del orfanato”

También nos dimos cuenta de que los niños no se lavaban los dientes con regularidad y, si lo hacían, utilizaban los cepillos unos de otros. Te puedes imaginar los problemas bucodentales que algunos niños tuvieron, incluido el Hermano Selva. Por esta razón, el año pasado nos propusimos reformar la zona de los baños y las duchas, el tendedero, y para nuestro asombro, pudimos hacer muchas cosas más. Cambiamos los colchones de sus camas, hicimos un baño para los más pequeños en su dormitorio, y en Batticaloa, que también fuimos, plantamos 13 árboles para que dieran sombra en el parque infantil, e instalamos el riego por goteo. También les hicimos una pista de voley, les pintamos su cuarto, cambiamos sus sábanas e iniciamos la reforma de las duchas.

P: Para este año, ¿qué novedades tienen preparadas?

R: Este año volvemos con mucha ilusión. Somos un grupo de 17 voluntarios, madres con sus hijos, jóvenes inquietos y con ganas de vivir esta experiencia. Para algunos no es la primera vez, pero para la gran mayoría sí. Gracias a la colaboración de dos voluntarias de lujo, dos médicos dentistas, nuestro programa en salud e higiene va a completar nuestro principal objetivo: enseñarles “prevención en higiene y salud” a todos los niños del orfanato. En segundo lugar, llevamos también un proyecto para eliminar las caries a todos los niños.

“Realizamos eventos solidarios para recolectar dinero”

Además, otro objetivo que nos hemos marcado será acondicionar sus dormitorios pintando las paredes, restaurando sus armarios y mejorando la iluminación en su zona de estudio. También contamos este año con una gran persona además de fotógrafo de lujo, John Manson, quien, con su mirada y su sensibilidad, va a realizar un reportaje, que compartiremos a nuestra vuelta. Y como he comentado anteriormente, los niños valoran muchísimo nuestro “summer camp” y este año, volvemos con más actividades… Cine, teatro de sombras, música, fotografía impartida por John Manson, capoeira…

P: ¿Cuándo van?

R: Nos vamos el 24 de julio y volvemos el 16 de agosto.

P: ¿Cómo están recolectando dinero y a qué lo van a destinar este año?

R: Realizamos eventos solidarios como conciertos, cenas, o encuentros como el del Palacio de Fortuny, para el que vendimos entradas. También tenemos empresas y personas que nos apoyan, o bien económicamente o bien con material escolar, pinturas, cuadernos, pelotas, ropa… todo es bienvenido.

About Paloma Valverde Martín

Estudiante de 4º de periodismo y edición de medios digitales en Centro Universitario Villanueva.

Deja un comentario

*