Masala Shirts, las camisas indias que triunfan en España

Masala Shirts

Verano de 2016, dos jóvenes españoles viajan a la India. Su objetivo: conocer este país a fondo y descubrir todos sus encantos. Sin embargo, durante el viaje Fernando Rodríguez y Teresa Pedraza vieron una oportunidad.

Esta oportunidad eran unas camisas, tenían la corazonada de que si conseguían traerlas a España serían todo un éxito. Tras negociar y negociar con el dueño de la tienda y fábrica donde se elaboraban estas prendas, compraron 170 camisas. A su vuelta a nuestro país, en pocos meses todas estaban vendidas. Así nació Masala Shirts.

En cuv3 hablamos con esta pareja española y nos cuentan cómo comenzó el negocio, y cuáles son sus planes de futuro.

Optamos por unas camisas más caras pero de más calidad

Los inicios

Pregunta: ¿Cuándo empezó Masala Shirts?

Respuesta: Todo empezó el pasado verano, mi novia y yo hicimos un viaje donde recorrimos toda la India. En Delhi vimos estas camisas, nos encantaron y compramos una para cada uno de nosotros. Nos gustaron tanto que pensamos que sería una gran oportunidad venderlas en España porque a los jóvenes les iban a encantar. Se parecen a las que se llevan ahora como las poleras o las camisas de cuello Mao, pero tenían un toque diferente. Ya al final del viaje, volvimos a Delhi y nos recorrimos todas las tiendas para ver las diferentes telas y encontrar la mejor calidad. Nos decidimos por unas que eran más caras que la media, pero la calidad era muy superior a las del resto.

P: ¿Cómo fue la negociación con el proveedor indio?

R: La negociación la llevó a cabo Teresa, tras recorrer todas las tiendas, nos dimos cuenta de que podíamos conseguir las camisas muy baratas, había mucha competencia y nos ofrecían precios muy bajos. Pero al comparar la calidad de las distintas camisas había unas que sobresalían sobre el resto. Tratamos de hablar con el dueño de esta tienda, pero no nos rebajó mucho el precio porque pese a que le íbamos a comprar un gran número de camisas no le interesaba vendérnoslas más baratas. La razón que nos daba es que, a diferencia de las otras tiendas, en su fábrica no trabajan niños y el sueldo que cobran sus empleados es más elevado. Sin embargo, a pesar de ser más caras y no querer rebajarnos el precio, la calidad de sus camisas era muy superior, por lo tanto, optamos por comprar sus camisas.

Ya en España

P: ¿Cómo habéis conseguido llegar con tanto éxito a los jóvenes?

R: Como hemos dicho antes, las camisas han tenido éxito entre el público joven, porque son unas camisas diferentes, tanto por el estilo como por el algodón. Las herramientas que hemos utilizado para llegar de manera barata y eficaz han sido las redes sociales, en especial, Instagram y Facebook. Además, desde nuestra página web hemos vendido más de 140 camisas, teniendo en cuenta que estuvimos parados 3 meses porque no conseguíamos contactar con el proveedor y no teníamos stock.

Pero ahora, próximamente, vamos a sacar nuevos modelos con nuestro logo bordado, un elefante con tres puntos. Creemos que esto gustará a la gente y, además, será más fácil que nos identifiquen.

“La última vez, las camisas nos llegaron con dos meses de retraso”

P: ¿Cómo es la negociación con el proveedor indio desde España?

R: La relación está siendo muy complicada, es una persona que no tiene especial interés en hacerse rico. No le preocupa mucho mandarnos más camisas para así ganar más dinero y poder avanzar. Él necesita su tiempo para hacerlas, para que le digamos colores y tallas. Cuando le proponemos colores nuevos o alguna innovación en las camisas es muy complicado, no cede e intentamos hablar con él para tratar de variar nuestra colección y no sea siempre la misma, pero no le interesa. Quiere seguir con su vida en la India como ha sido hasta ahora, no quiere complicaciones y si le dejamos de comprar le da igual.

El proveedor quiere hacerlo sencillo, como lo ha hecho toda la vida. Cuando le pedimos que nos las mandara y que añadiera colores nuevos, nos pidió más dinero y tras negociar, logramos llegar a un acuerdo por el que mantendríamos el precio, pero le pagaríamos parte antes de que enviara el pedido y el resto cuando nos lo sirviera. No obstante, a pesar de este acuerdo, hemos tenido problemas en el tiempo de llegada del pedido, la última vez vinieron con dos meses de retraso.

P: ¿Cuál es vuestro principal soporte para vender las camisas, redes sociales o vuestra propia página web?

R: La gran mayoría las vendemos a través de la página web, pero generalmente llegan a nuestra página a través de nuestro Instagram. Estamos muy contentos porque ya empezamos a tener clientes que repiten.

También ha funcionado muy bien el boca a boca, en especial con un amigo que nos ha ayudado a vender un gran número de camisas. Y, por último, nos hemos estrenado en las Pop Ups, hemos empezado en Sevilla y la verdad que nos ha gustado mucho la experiencia.

Pero realmente creemos que el sustento de nuestro negocio a largo plazo son las redes sociales y la página web.

About Paloma Valverde Martín

Estudiante de 4º de periodismo y edición de medios digitales en Centro Universitario Villanueva.

Deja un comentario

*