Trucos para hablar bien en público, por Carlos Salas

Con motivo de los Seminarios Profesionales que se imparten en Villanueva C.U.los alumnos de Segundo de Periodismo han tenido la oportunidad de conversar durante una hora y medio con el periodista y doctor en Filosofía Carlos Salas.

Este veterano profesor,  profesor del Máster en Periodismo de Datos de Villanueva C.U., y que ayudó a lanzar dos diarios de importancia, entre los que destaca ‘El Economista’, habló de su experiencia profesional y enseñó unos trucos de oratoria a los alumnos, para que mejoren no solo cómo hablar en público sino, como él mismo dijo, “en todos los reportajes, entrevistas y todas las tareas delante de la cámara”.

Tras una breve presentación de Carlos Salas, en la que se enumeraron varios puntos y logros de su trayectoria profesional, pronto el periodista ilustró su charla delante de los alumnos con ejemplos y sacó a varios futuros profesionales del Periodismo a la tarima, donde tuvieron que hablar en dos ocasiones. En la segunda fue donde mejoraron la gran mayoría de los interlocutores, gracias a las indicaciones del profesor, que no solo habló de la parte gestual, sino que destacó también el contenido y las formas de lo que estaban hablando.

   “La mente humana es muy plástica”, destaca Carlos Salas

Al hilo de su exposición, el periodista comenzó con los trucos para poder comunicar bien en público y delante del auditorio. El primero que expuso ante los alumnos fue evitar la llamada ‘postura de bailarina’. ¿Qué quiere expresar con esto? Que una de las claves para ser un buen comunicador es no juntar las dos piernas cuando se esté dando un discurso o haciendo cualquier argumentación delante de una audiencia, ya que lo importante es el contenido: si el ponente se ha documentado bien del tema que va a hablar, nadie se fijará en la expresión corporal del mismo.

Wikipedia y las exposiciones. Ese ha sido otro de los trucos que ha querido aplicar en clase el ponente invitado. Tratar de evitar la argumentación como si fuera una ficha, o, por ejemplo, documentarse y expresarse de una forma mecánica, desnaturalizada, es otro de los elementos que se deben evitar si se quiere hacer un correcto uso de la expresión, tanto técnica como corporal, según Salas.

Si el ponente domina el tema, no necesita depender del lenguaje corporal

Uno de los puntos en el que el invitado ha hecho especial hincapié a lo largo de toda su exposición es en el público y cómo atraer su atención. El contenido es una de las formas, ya que considera que, si el ponente sabe de lo que habla, entonces no tiene que depender de otros elementos, como es el lenguaje corporal. La forma en la que se puede controlar es atando las manos para limitar errores en la exposición, tanto gestuales como en los nervios, que pueden jugar una mala pasada al conferenciante.

Salas concluyó su exposición con un ejercicio de razonamiento visual. Los alumnos de Segundo de Periodismo tuvieron que dibujar una serie de palabras para poder construir una historia con la ayuda de otro compañero, que no tuvo más referencia que los dibujos del resto de los alumnos de Villanueva C.U.

(Visited 102 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*