“El secreto está en la masa”

Leche, huevos, harina, mantequilla, azúcar o miel son los ingredientes que necesitas para poder hacer lo más típico y delicioso de los días de Semana Santa. No son un secreto  y son los que se usan de norte a sur y de este a oeste, donde hay diferentes variedades de dulces para estas fechas tan señaladas.

No solo de procesiones, espiritualidad, incienso y penitencia se vive en la Semana Santa, esta época es conocida por su diversa y rica gastronomía. Esta amplia variedad rica en dulces y repostería casera viene de la tradición de Cuarema.

Origen

Durante los viernes de Cuaresma y Viernes Santo se daba la vigilia que prohibía comer carne. Esto hizo que los cocineros y pasteleros se pusieran manos a la obra para así poder ofrecer otras alternativas que sí se podían comer. La pascua se da en todo el mundo y existen una gran cantidad de recetas compuestas principalmente por leche, harina y huevos. Uno de los ingredientes estrella de la Semana Santa es el pan, este es uno de los símbolos de la santa cena y además no falta durante nuestras comidas en estos días.

Los más conocidos

Las torrijas hechas principalmente con pan son uno de los dulces estrella de estas fechas ya que se hacen en casi toda España. Lo más importante para que salga bien ricas es el pan que se enriquece con mantequilla y azúcar para que tenga mejor sabor. Las tradicionales son las que se hacen con leche, pero hay gran variedad de ellas, por ejemplo, con chocolate, con un poquito de vino o miel, el secreto está en la masa. La comunidad madrileña es la que más vende este dulce por excelencia junto con los bartolillos, otro dulce típico de Semana Santa que trata de una empanadilla en forma triangular rellena de crema pastelera.

Levante

En levante se dan las monas de pascua, hornazos o panquemados. Dependiendo de la zona las monas son de una forma u otra y su sabor también cambiará, pero lo que no cambia es la elaboración que es muy parecida en todos los sitios. Suelen ir con un huevo dentro y a veces se pintan de colores muy llamativos.

Las monas son diferentes

En Cataluña podemos encontrar también las monas de pascua de diferente forma a las levantinas, ahora pasan a ser “figuras de chocolate” perfectamente hechas. Los maestros chocolateros sustituyeron el huevo duro por uno de chocolate y comenzaron a hacer “obras de arte” completamente de chocolate.

Comunidades autónomas ricas en dulces

Andalucía es la joya de la corona en los dulces típicos de Semana Santa, pestiños, tortas de aceite, flores fritas, roscos fritos y torrijas. Todos estos son muy parecidos, lo que varía es que el ajonjolí aparece como ingrediente principal en las tortas de aceite y los pestiños. Todos los dulces son fritos en abundante aceite de oliva a excepción de las tortas de aceite que van horneadas.

Dos clásicos muy extendidos por toda la península y que aún se discute por su origen son los buñuelos y la leche frita. Los buñuelos están extendidos por toda España, pero donde son más típicos es en la zona Mediterránea. La leche frita es muy típica en toda la zona de Andalucía, el origen es incierto y muchas regiones españolas dicen tener la receta autentica, es muy común en la zona norte, Galicia y Asturias.

Sus ingredientes fundamentales son la harina, leche y azúcar. Se cuece todo, en el momento que espesa se deja reposar, una vez fría la masa se corta en pequeños trozos y se reboza con huevo batido y huevo, se fríe y al sacarlas de la sartén se enmelar con azúcar y canela.

En Castilla-La Mancha, también hay gran variedad de manjares como son el hornazo manchego, los buñuelos, los canutillos, y los rollitos fritos, muy similares al pestiño andaluz.

Prepare leche, huevos, harina, mantequilla, azúcar o miel y póngase a hacer su masa. No hay nada más placentero que tomar un manjar que sea casero.

Deja un comentario

*