Beatriz Zúñiga: “El periodismo debería ser una profesión reposada”

Para el periodista, Internet y las redes sociales son un monstruo que hay que alimentar, ya que está muy presionado por la inmediatez. Pero, ¿qué ocurriría si esta profesión fuera más “reposada”? Indudablemente, se trabajaría mucho mejor. Esta es la reflexión que hace la periodista Beatriz Zúñiga, antigua alumna del Centro Universitario Villanueva, ante estudiantes de la que fuera su universidad.

Zúñiga es especialista en periodismo de economía y finanzas, donde ha volcado todo su recorrido profesional. Actualmente, trabaja en un portal especializado en fondos de inversión y donde, al mismo tiempo, coordina su revista, Funds Society.

Como periodista, cuenta cómo la carrera es algo fundamental. Pero trabajar fuera del campo profesional también es imprescindible para convertirte en un buen experto. Es una persona muy comprometida socialmente. Lleva cuatro años dirigiendo una asociación juvenil que tiene, aproximadamente, 8.200 socios a nivel nacional.

“Los jóvenes deben tener una representación en la sociedad”

Además, lleva seis años como representante juvenil en el Consejo de Juventud de España. Esto, dice la invitada, le ha proporcionado un gran crecimiento personal, profesional y de compromiso real con la realidad social que vivimos. Le ha dado la posibilidad de conocer a mucha gente de diferentes ambientes. “Y esto te abre mucho la mente”, asegura. Aclara que los jóvenes deben tener una representación en la sociedad.

“Los políticos deberían aprender de nuestras reuniones donde gente muy diferente se pone de acuerdo”

Zúñiga aprovechó para dar un consejo: ser inteligentes. Hay que aprovechar todas aquellas oportunidades que sirvan para complementar tu curriculum. Expresa que el periodismo es lo que tú quieras hacer de ello. Se debe aprovechar el tiempo de la carrera ya que es un periodo de transformación y de descubrimientos. Es normal tener miedo, dice, y da pánico.

“La carrera es arcilla que debes moldear, de ti depende la obra final”, afirma la ponente

También es realista. La profesión del periodista actualmente es mediocre, dice Zúñiga. Lo digital está ahí y hay que hacerlo compatible. Ha habido muchos ERE’s. Los periodistas deben saber hacer muchas cosas a la vez. Es un trabajo muy dinámico. Supone que debemos estar atentos y en una formación continua. Éste es el futuro.

[Conoce otras historias de éxito de los alumni Villanueva]

Por otro lado, expresa cómo la profesión está sumida en una crisis, donde se cuestiona el sentido del periodista. Su trabajo es traducir todos aquellos mensajes que percibe en un lenguaje social que es diferente al del resto de las profesionales y el de la calle. Se tienen que trasladar los mensajes. Pero ahora esto está en entredicho.

“Mi trabajo es lograr que la gente de la calle entienda los fondos de inversión, es una forma de ayudar”

La tecnología da la capacidad a todo el mundo de “ejercer” esta profesión. Por lo tanto, ¿dónde quedan los periodistas? “Para esto no hay respuesta”- contesta – “pero es algo que está ahí”. Internet y las redes sociales son un monstruo que hay que alimentar, estas muy presionado por la inmediatez.

El periodista hace que una cosa adquiera valor. Se esfuerza por formarse, por hacer buenas noticias. Cada profesional se plantea cómo enfocar la profesión. La invitada relata cómo la profesión no lo es todo, hay más cosas. “Disfrutad, salid, vivid aventuras, sois jóvenes, plantearos las cosas”, pide la periodista.

Salimos con más ganas de hacerle frente a la profesión y de demostrar cómo el periodismo puede seguir siendo lo que era. Nos quedamos con que debemos movernos, relacionarnos y, sobre todo, abrir mucho la mente para conocer otro tipo de realidades.

Con información de Alba Bolsa

Deja un comentario

*