La poeta que nos hizo amar los animales

Don Pato y Don Pito van subiendo la calle de Lavapiés, giran por la de la Cabeza al son de rumba y llegan a la calle de la Espada, donde en la portería de uno de los edificios encontramos la jungla de las monas caprichosas más famosa de España.

Todos hemos crecido escuchando sus poesías, a todos nos los han recitado nuestros padres, nos las han puesto para aprender a leer y ahora somos nosotros los que se las recitamos a nuestros hermanos, primos o incluso hijos. La madrileña Gloria Fuertes nacida y criada en una portería del mítico barrio de Lavapiés fue la banda sonora de la vida de la mayoría de niños españoles.

En toda su trayectoria, Fuertes le dedica la mayoría de sus poemas a los animales, ya que era una gran amante de cualquier tipo de animal. Fue pionera en escribir sobre animales e hizo que sus lectores empatizaran con ellos y les cogieran cariño a estas criaturitas. Este 21 de marzo, Día Mundial de la Poesía, ha sido una buena forma de acercar la poesía a nuestros pequeños contada a través de sus mascotas.

Animales de compañía

El perrito, el gatito, la lorita y la tortuga son algunos de los animales domésticos de los que habla Gloria Fuertes. A día de hoy casi más del 40% de los hogares españoles tiene una mascota; 4 de cada 10 hogares tienen pienso o comida para animales en sus despensas.

La Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC), con datos actualizados de 2015, asegura que el perro es el animal de compañía preferido de los españoles y preferiblemente pequeño. El 63% de los perros de compañía son de raza: el Yorkshire, Pastor alemán, Bichón, Chihuahua y Labrador retriever son los preferidos en ese orden.

Los gatos pierden seguidores y no son tan queridos como su enemigo perruno, aunque mantener un gato a diario sale casi un euro más barato que a un perro.

Mantener un gato es más barato que a un perro

Arrastrándose a nuestro hogar

Los reptiles van aumentando en los hogares de los españoles, aunque no son el animal de compañía más recomendado algunos se aceptan. Se ha dado el caso de quien tenía en posesión serpientes ofensivas muy peligrosas, al contrario que la serpiente inofensiva de nuestra escritora madrileña. Para los más tradicionales, en cualquier caso, siempre les quedará la entrañable gallina para recordar a la escritora con aquel la gallinita, en el gallinero, dice a su amiga, cuanto te quiero. “Aquí te espero, poniendo un huevo”.

(Visited 278 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*