Hogwarts ya es un lugar seguro

¿Existe de verdad la cicatriz de Harry Potter? ¿Dónde se encuentra el andén 9 3/4? Realizamos un tour en Londres por todos los rincones de la saga.

Seguro que más de uno aún lleva años esperando que le llegue su carta a Hogwarts, la mejor escuela de magia y hechicería del mundo. Mientras tu carta está en camino, puedes aislarte del mundo Muggle (gente no mágica) conociendo los detalles más curiosos de cómo se hizo la saga del mayor mago de la historia, Harry Potter.
Todas las películas se grabaron en los estudios de la Warner Bros de Londres, donde se realizan numerosos tours a diario. Sin embargo, hay muchas escenas de las películas que se grabaron en lugares públicos de Londres.

¡Sube al Hogwarts Express!

Para llegar a Hogwarts primero hay que atravesar el muro del andén 9 ¾ y subir al tren Hogwarts Express. ¡Este andén existe de verdad! Se encuentra en una de las estaciones de metro más transitadas de Londres, King´s Cross St Pancras, entre los andenes 9 y 10. Hay un carrito pegado a la pared donde puedes hacerte una foto y siempre hay alguien con una bufanda de Gryffindor para darle mayor realismo.Justo al lado hay una tienda especializada donde puedes encontrar todo tipo de objetos fantásticos sobre la serie.
Comienza el viaje. Puedes subirte al mismísimo tren de Hogwarts Express que se conserva intacto en los estudios de la Warner Bros. Se puede recorrer el tren entero, y al bajar te espera un carrito de chuches idéntico al de la película. La productora de Harry Potter decidió hacer realidad las ranas de chocolate con cromos de magos, las grageas de todos los sabores o la famosa cerveza de mantequilla, disponibles en tiendas especializadas o en internet.
Otra forma de acceder a Hogwarts, como vimos en la segunda película, Harry Potter y la Cámara Secreta, es en coche volador. El coche azul se encuentra colgado del techo y recibe imponente a los visitantes del Estudio Harry Potter de Warner Bros. Las escenas del viaje en coche de Ron y Harry hacia Hogwarts, se grabaron en la fachada del Hotel Reinnasance St Pancras, edificio que es colindante con la estación del andén 9 ¾.

Bienvenidos a Hogwarts

El castillo donde tantas aventuras corrieron Harry, Hermiune y Ron está inspirado en la Catedral de Durham (Inglaterra) y el Castillo Alnwick (Inglaterra) pero no existe en la realidad. Por lo tanto, se tuvieron que construir maquetas a gran escala durante toda la saga. La que se puede visitar en los estudios es la primera que hubo. Se creó para Harry Potter y la Piedra Filosofal, se tardó más de cuatro meses y fueron necesarios 86 artistas para su producción. Su escala es de 1:24, mide más de 15 metros de diámetro y cuenta con 2.500 luces de fibra óptica que simulan las linternas y antorchas que iluminaban Hogwarts, e incluso, creaban la ilusión de estudiantes pasando por los pasillos del colegio en las películas de Harry Potter.
Además, todo el universo mágico (castillo, Callejón Diagón, campo de Quidditch…) se realizó primero en maquetas de pequeña escala de cartón pluma que están expuestas todas juntas en un pasillo de los estudios.
La puerta principal de Hogwarts sí se construyó de verdad a escala real, da acceso al Gran Comedor también creado a escala real y se conserva intacto en los estudios. ¿Y las velas mágicas que colgaban del techo del Gran Comedor? Para este “hechizo” se creó una hilera de ocho velas de verdad colgadas del techo que, gracias a un programa informático, podían duplicarse y crear largas hileras situadas en el techo
En cuanto a estancias completas, los estudios también albergan la habitación de Ron y Harry, el salón común de Gryffindor, el despacho de Dumbledore, el salón de la casa de los Weasly y la cabaña de Hagrid. Para la cabaña del guardián de Hogwarts cuenta con objetos gigantes a la vez que enanos, es decir, mesas diminutas para hacer parecer gigante a Hagrid en los planos de cámara y sillas gigantes para mostrar la sensación contraria cuando Harry, Draco o el mismísimo Dumbledore andaban por allí.

Personajes y objetos mágicos

Hagrid no es un gigante. Los banqueros de Gringots son reales. El 70% de los personajes principales llevan peluca.
Para darle vida a uno de los personajes más queridos de la saga, se crearon dos maniquís iguales, pero a diferente escala. Uno de ellos a escala humana ocupado por Robbie Coltrane (actor que lo interpretó) y luego se le ponía encima otro traje más grande para mayor relleno y sensación de gigante. Hagrid al igual que Dumbledore, Snape, Lucius Malfoy, el centinela Argus Filch, entre otros, llevaba peluca.
El único banco de magos, Gringotts, está controlado por duendes que en la realidad son personas enanas. De hecho, Warwick Davis, el actor que dio vida a Willow, uno de los principales duendes de Gringotts, dio vida a su vez al profesor de encantamientos y director de la casa Ravenclaw, el profesor Flitwick. Sir Nicholas, el fantasma más famoso que siempre alegraba las comidas del Gran Comedor, está inspirado en el conde de Pembroke, fundador del Pembroke College de la Universidad de Oxford Bodleian, en el patio de la universidad se encuentra su estatua.
Por otro lado, los animales y criaturas fantásticas; Dobby, el hipogrifo, el ave fénix, entre otros, se reprodujeron a escala real. En la última entrega, Harry Potter y las Reliquias de la muerte, se fabricaron 250 moldes corporales para representar las muertes, petrificaciones y hechizos aturdidores de los actores. En total, durante diez años, se produjeron más de doscientas criaturas míticas como duendes, elfos domésticos y una araña de más de 5 metros, la famosa Aragog. El hipogrifo se construyó pegando, una a una, cada pluma. Luego se les introdujo a todos ellos un mecanismo interno para ser teledirigidos.
Si no puedes ir a Londres, ¡no te preocupes! Puedes hacer un recorrido virtual 3D y descubrir más curiosidades en la página web Harry Potter Studio Tour London. ¡Bienvenidos a Hogwarts!

About Nazaret Moris

Estudiante de 4º de Periodidmo y RRII en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*