Las prendas y accesorios imposibles de Marlina Pradsot y Nacho Costa

Comienzan a proyectarse luces rojas, azules y moradas, algunas de ellas con motivos psicodélicos, mientras los últimos asistentes encuentra su sitio. Es el turno de presentar las colecciones de dos diseñadores, Marlina Pradsot y Nacho Costa, semejantes y diferentes entre sí.

Esta contraposición de ideas en la jornada de martes de la Mercedes Benz Fashion Week 2017 se debe a la mezcla del estilo de Pradsot con el estilo de Costa. Las semejanza se establece así en la gama cromática utilizada por ambos, donde el color blanco adquiere un papel protagonista. Los accesorios de Costa y las prendas de Pradsot se asemejan entonces en su característica principal: la imposibilidad de su utilización.

Marca Blanca

La primera diseñadora expone su trabajo bajo una música clásica donde los instrumentos de percusión destacan sobre el resto, con un ritmo muy cambiante que crea un aire de misterio. Las prendas de esta colección “Marca Blanca” varían dentro del ratio de la imposibilidad: mangas sin agujeros donde las manos quedan atrapadas, vestidos sin agujeros para los brazos y con un gran volumen, mangas que se asemejan a alas de ángel,…

Como matiz diferenciado a la hora de estilizar la prenda, Pradsot incluye vendajes en los tobillos. Se trata así de otro detalle característico de esta presentación: la similitud de las modelos a pacientes de hospital psiquiátrico, debido principalmente a la semejanza entre las prendas expuestas y las camisas de fuerza utilizadas en estas instituciones, con grandes lazadas en la espalda. Los zapatos, por su parte, consisten en zapatillas Victoria de doble suela blancas.

Sinestesia

Tras el carrusel final de la primera diseñadora y un breve descanso de apenas diez minutos, una música casi tribal transporta al espectador a un ambiente que recuerda a la estética étnica. Se trata de “Sinestesia”, la nueva colección otoño/invierno 2017 de Nacho Costa.

La formas geométricas se apoderan de la pasarela en una colección donde la arquitectura y el diseño de moda parecen unirse. La gama cromática varía desde el blanco y los tonos neutros hasta los negros, grises y marrones más saturados, con accesorios en madera que complementan todavía más el hilo musical seleccionado por el diseñador y su equipo.

Las formas geométricas toman la pasarela y fusionan arquitectura y moda

Las prendas plisadas, combinadas con grandes hombreras circulares y cuadradas, crean un juego de volúmenes que estiliza la figura de las modelos, las cuales calzan botines de plataforma en piel o zuecos abiertos en la punta con calcetines.

Después de veinte minutos de desfile, el diseñador Nacho Costa sale, como usualmente hacen todos los diseñadores, a saludar al público, con la particularidad de que no duda en recorrer a toda prisa el primer tramo de pasarela a dar las gracias personalmente a ciertos asistentes situados en el frontrow.

Con información Fátima Caro

(Visited 103 time, 1 visit today)

Deja un comentario

*