Melchor Miralles: “Comparado con los GAL, el Watergate era una broma”

Melchor Miralles comienza su trayectoria profesional en Diario 16 donde, asegura, hizo de todo: desde barrer la redacción hasta dirigir el equipo de investigación. En esta sección del periódico se dieron las primeras publicaciones del periodista sobre los Grupos Antiterroristas de Liberación. Unas informaciones que causaron la destitución de Pedro J. Ramírez, quien fundó El Mundo. Allí, Miralles y sus compañeros comenzaron a destapar, sin tapujos, la guerra sucia del Estado contra ETA: los GAL.

“Hemos pasado momentos complicados. Yo he vivido durante 14 años con escolta policial, es una cosa muy desagradable. Tenía amenazas del entorno de los GAL y de ETA, que intentó matarme en dos ocasiones”, declara Miralles. A pesar del riesgo que corrió, nunca dudó en que debía continuar su labor. “El Gobierno de Felipe González me persiguió, me espió y me coaccionó, pero eso no condicionó en absoluto mi trabajo”, confiesa.

“He pagado por información y me parece legítimo”

Una de las máximas que predican muchos periodistas es no pagar, bajo ningún concepto, por la información. Sin embargo, Melchor Miralles defiende que es totalmente legítimo hacerlo. Durante la investigación de los GAL, asegura que pagó a sus fuentes. “Si una persona me facilita unos documentos y dedica su tiempo a comprobar la veracidad de la historia, esa persona debe cobrar por el trabajo que hace”, aclara el periodista.

Los GAL

Los únicos periodistas que se mantuvieron desde principio a fin en la investigación fueron Manuel Cerdán, Antonio Rubio y Melchor Miralles. El papel de los tres fue crucial para que se destapara la guerra sucia que el Estado había emprendido contra ETA.

Uno de los factores fundamentales para descubrir la trama que creó los Grupos Antiterroristas de Liberación fue la relación con las fuentes. Miralles explica que las fuentes siempre acudirán a aquel que publique informaciones de manera continuada, alegando que es posible que en algunas ocasiones tuvieran suerte, pero generalmente se debía a la perseverancia y paciencia de los periodistas.

“Sabía que Amedo y Domínguez iban a hablar. No tenía ninguna duda”

Para explicar la perseverancia que debe tener un periodista, recuerda cómo trabajó él con sus fuentes: “Fui el único que, durante los 7 años que Amedo y Domínguez estuvieron en la cárcel, trabajé para cultivar mi relación con ellos. Yo sabía que ellos iban a hablar”, explica Miralles.

Amedo: el Estado contra ETA

Amedo: el estado contra ETA es el título del libro que Melchor Miralles, junto a Ricardo Arques, escribe y que queda como referencia del caso GAL. “Lo escribimos porque creíamos que era una buena historia para condensarla en un solo volumen”, declara el autor.  El ejemplar fue presentado por Carl Bernstein en Madrid. El periodista estadounidense le confesó que el Watergate, comparado con los GAL, era un broma. Miralles recuerda que “el Watergate fue un caso de espionaje y escuchas ilegales entre partidos políticos. Sin embargo, en el caso de los GAL hay 30 cadáveres encima de la mesa“.

El periodista rememora su relación con Amedo como “curiosa”. De esta manera, cuenta a cuv3 que, a pesar de haberle mandado “a tomar por saco muy educadamente” en su primer encuentro, finalmente se hicieron amigos.

Le dije a Amedo que iba a ir a la cárcel

Uno de los momentos que relata Miralles fue el momento en el que José Amedo acude a la Audiencia Nacional: “Poco antes de la declaración de Amedo hablé con él. Yo le decía que iba a ir a la cárcel pero no me creyó. Una hora después de nuestro encuentro, entró a declarar y de ahí se fue directamente a la cárcel“.

Cabos sueltos

Para Melchor Miralles no hay ninguna duda de que  Felipe González fue el máximo responsable político de los GAL. A pesar de que políticamente los sustancial se sabe, judicialmente, afirma el propio periodista, “quedan cabos sueltos”.

Sin embargo, afirma que ésta es una duda que jamás se llegará a confirmar: “El caso no se se va a reabrir ni policial, ni jurídica, ni políticamente“. A este respecto, Miralles recuerda las palabras de Pablo Iglesias el pasado 2 de marzo en el Congreso de los Diputados: “Fui de los pocos, yo que soy muy crítico con Podemos, que elogiaron a Iglesias y me pareció bien que lo hiciera porque es importante recordar”.

(Con información de Alejandra Morata)

(Visited 888 time, 1 visit today)

About Carmen Umpiérrez

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.