“Es muy fácil hacer demagogia con la explotación infantil en el sector textil”

explotación infantil en el sector textil

Las colas eran kilométricas. A finales de 2015, la macrotienda que Primark acababa de abrir en pleno centro de Madrid era el tema de conversación por sus dimensiones y por lo barata que era la moda que vendía. Pero, ¿sabemos dónde fabrican el gigante irlandés y todas las marcas del fast fashion su ropa? ¿Son ciertas las acusaciones que se les suele hacer a estos grupos de ser culpables de explotación infantil en el sector textil?

Para profundizar en este polémico tema, que Salvados trató en su programa Fashion Victims en febrero, hablamos con Pilar Riaño, directora de modaes.es, el medio económico sobre la industria de la moda más importante del país.

Los niños que trabajan

P: ¿Qué es la explotación infantil?

R: La explotación infantil en el sector textil tiene lugar cuando niños, que tienen derechos y deben ser protegidos, trabajan en lugar de estar en la escuela o con sus padres cuidándolos en casa.

P: ¿Con qué edades trabajan estos niños?

R: No existen datos fijos porque es una práctica ilegal. No están escritos ni están en ningún sitio. Depende del país…y depende de las fábricas.

En algunos países, puede ser necesario pero los niños no deben trabajar

P: ¿En qué condiciones lo hacen?

R: El tema no es ese sino que trabajan y no tendrían que hacerlo. Ya está. Las condiciones pueden ser mejores o peores pero serán las mismas que tienen sus padres o sus tíos en ese país. También, si pensamos en lo que pasaba en España hace no tanto tiempo, no sorprende tanto que los niños, en según qué países, trabajen. Que, repito, no tienen que hacerlo porque hay que proteger a la infancia.

Gobiernos, los grandes olvidados

P: ¿Qué responsabilidad tienen las empresas ante esta situación?

R: Toda. Para mí es injusto decir que la culpa es del consumidor: lo que tenemos es capacidad de decisión. Pero al final los responsables son la empresa y el gobierno del país, que es un actor que siempre olvidamos.

P: Entonces, ¿tan importante es el papel de los gobiernos?

R: Cuando se hundió el Rana Plaza, las autoridades sabían cómo estaba el edificio y ahora quienes están siendo juzgados son los dueños de esa fábrica, que están conectados con el gobierno, no las empresas. De los ciudadanos cuida la administración, no los grandes grupos. Estos cuidan del consumidor por su propio beneficio pero del ciudadano debe ocuparse el gobierno.

El agente que tiene que cuidar al ciudadano es el gobierno, no las empresas

P: ¿Hasta qué punto pueden las compañías de moda comprobar cómo funcionan las fábricas con las que trabajan?

R: Un gran grupo valida a su proveedor, a su fábrica de Bangladesh o de cualquier parte del mundo, con unos controles exhaustivos para que pueda ser su cliente, y si no los pasa (si tiene niños, si las medidas de seguridad no son las que tienen que ser…) nunca la va a contratar. Donde se pueden producir irregularidades es cuando este, a su vez, contrata a un tercero. Y esto no solo pasa en la industria de la moda sino en todas.

La importancia de la industria textil

P: ¿Cómo se puede evitar la explotación infantil en el sector textil?

R: Haciendo que se desarrollen los países. Se puede evitar haciendo que las empresas no contraten proveedores donde se sepa que se está empleando mano de obra infantil o haciendo que los gobiernos pongan muchísimos más controles…pero la manera en la que esto se va a erradicar de un determinado país es cuando este evolucione social y económicamente.

Hay muy pocos medios que se dediquen a investigar y vayan más allá de la superficie

P: ¿Por qué cree que este sector es la cabeza de turco de esta clase de temas?

R: Obviamente, es un sector intensivo en mano de obra y se sabe que estas prácticas ocurren. Y, además, llama la atención. Pero es importante que saber que, en cualquier país, la industria que primero se desarrolla es la textil. Entonces, si en un país tercermundista en los que se trabaja este sector se retirasen todas las empresas, su economía se hundiría.

P: ¿Cuál es el papel de los medios a la hora de ocultar o denunciar este tipo de realidades?

R: Va por oleadas. Los medios ponemos de moda temas, pero estos no llegan tocarse en profundidad, no se llega a la raíz del problema. Además, en temas como la explotación infantil en el sector textil, es muy fácil hacer demagogia. Ese es el drama de los medios de comunicación: que hay muy pocos en el mundo que se dediquen a investigar realmente, que vayan más allá de la superficie.

(Visited 409 time, 1 visit today)

About Javier Pérez Santana

Estudiante de 4º de Periodismo y Comunicación y Gestión de Moda en C.U. Villanueva

Deja un comentario

*