“Con los refugiados hay que tener paciencia, delicadeza y comprensión”

Fundada en 1979, esta ONG española tiene como sello de identidad defender los derechos de personas refugiadas. La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), ha tenido un papel crucial en la acogida de nuestro país a refugiados sirios. cuv3 ha podido hablar con uno de sus voluntarios, René Maldonado, que ha vivido en primera persona esta labor.

Pregunta: ¿Cuál es la función que realiza exactamente?

Respuesta: La principal función que realizo engloba el programa de apoyo a las asociaciones de inmigrantes, con el objetivo de transformar una realidad social que acompañe a su autopromoción personal y colectiva.

P: ¿Por qué decide colaborar con CEAR?

R: Porque desde el primer momento consideré que era la organización ideal para desarrollar programas en apoyo a refugiados e inmigrantes. Por la experiencia que tiene y sus recursos humanos y técnicos, CEAR es una referencia en este campo.

“Me siento muy satisfecho cuando veo que los programas cumplen con su objetivo”

P: ¿Con qué tipo de personas trabaja? ¿Qué necesidades tienen?

R: Trabajamos principalmente con refugiados y refugiadas, demandantes de asilo y refugio. Inmigrantes “sin papeles”, con problemas de habitabilidad e inserción socio-laboral. Las necesidades que tenemos son muchas. En primer lugar, garantizar un trabajo sostenido y estable que no dependa de los vaivenes de las ayudas o subvenciones. Nuestras necesidades son las que habitualmente tienen este tipo de organizaciones sociales que no reciben ningún tipo de ayuda.

P: A nivel personal, ¿qué le aporta?

R: A nivel personal el papel de transformador social y activista en defensa de los derechos humanos, me siento muy satisfecho cuando veo que los programas cumplen con su objetivo de desarrollo humano. Cuando se consigue que las personas con las que trabajamos se sienten y ejercen como ciudadanos y ciudadanas. También me aportan mucho cuando escucho sus experiencias de vida.

“Es fundamental ser muy abiertos y respetar sus creencias”

P: ¿Cuál es la situación real de los refugiados sirios?

R: Una principal de desamparo y soledad. Les falta acompañamiento y comprensión. Para ellos todo es nuevo: nuestras gentes, nuestros ritmos, nuestras realidades y barrios. Necesitan apoyo psicológico, económico y material. Especial atención deberíamos tener con los más pequeños. Otro de los problemas es la comunicación, necesitamos poder transmitirles bien y que el idioma no sea una barrera.

P: ¿Qué historia personal es la que más le ha impactado?

R: Una historia en la que me cuenta que salieron cuatro miembros de una misma familia y conforme avanzaban en su salida de Siria, iban desapareciendo un miembro de la familia hasta que ha llegado a Madrid sólo y desamparado. Actualmente no sabe dónde están sus familiares y si viven o no viven. Además, en el camino tuvieron que compartir el poco alimento que conseguían y cada vez pasaban penurias mayores.

P: ¿Qué cualidades se deben tener al tratar con refugiados? ¿Alguna en especial?

R: La primera de todas paciencia y mucha delicadeza y comprensión. Percibir sus necesidades personales y psicológicas, conocer el entorno en el que se han desenvuelto y la triste realidad de la guerra. También es fundamental tener localizados los pueblos de donde proceden y los clanes a los que pertenecen. Por último, es fundamental ser muy abiertos y respetar sus creencias.

About Ana Saboixeda

Estudiante de 4º de Periodismo

Deja una respuesta