Don Quijote visita al psicólogo

Construir una realidad distinta es propio de patologías reconocidas en la actualidad. Hace 411 años que Miguel de Cervantes dibujó las líneas de un trastorno, que la ficción literaria definió en la persona de Alonso Quijano: Don Quijote de la Mancha. Personaje rico en matices que está a punto de convertirse en arquetipo existencial. Acompañamos a Don Quijote al terapeuta.

Esquizofrenia, depresión, ansiedad y trastorno erotomaniaco. Es el psicodiagnóstico que el presidente de la Sociedad Hipnológica de España y psicólogo, Isidro Pérez, nos desvela. “Tendíamos bastante trabajo, porque Don Quijote presenta varios problemas superpuestos”, asegura.

“Existen muchas personas con el perfil psicopatológico de don Quijote”

¿Cómo se tratarían en la actualidad las patologías de Don Quijote? La respuesta es clara: “Tendríamos que realizar la terapia cognitiva, analizar el tipo de pensamientos que tiene para él mismo y ese diálogo que le hace sentirse depresivo”. Aunque eso no es suficiente, Pérez añade que “habría que controlar la ansiedad de fondo”.

20 sesiones de hipnosis  y 1.800 euros para curar a Don Quijote

No acabaría con todos sus problemas, pero sí con algunos. La solución a sus fantasías se llama hipnosis clínica. Pérez explica que “bastaría con cerrarle los ojos y conectarle a alguna fantasía habitual para inducirle a la hipnosis. A partir de ahí le conduciríamos a otras fantasías más realistas y tangibles”.

La hipnosis devolvería Don Quijote su nombre original, Don Alonso Quijano. “Sería un tratamiento largo. Con un promedio de 20 sesiones de hipnosis, pero habría mucho trabajo que hacer confiesa entre risas. Una terapia que le costaría al noble unos 1.800 euros.

[Todos los artículos sobre el Especial Cervantes]

No sin ti Dulcinea

El reto más difícil es el del amor. Don Quijote sufría episodios de erotomanía. “Este sería el trastorno más difícil de tratar, porque el enamoramiento es algo tan fuerte, que actúa como una droga para nuestro cerebro”, aclara el terapeuta.

El primer paso es reconocerlo. “Es necesario que el paciente se dé cuenta de que está bajo en influjo de la droga”. Don Quijote exaltaba la figura de Dulcinea, síntoma principal entre los erotomaníacos. “Una persona que para los demás es normal-y eso lo retrata muy El Quijote- para el enamorado es prácticamente una diosa”.

“Entre un 70 y el 90% de los problemas que padecemos tienen origen psíquico”

En la actualidad, la más dada es la depresión. “Es curioso que a pesar de vivir en una sociedad del bienestar- una sociedad más fácil de vivir que la que reflejan en El Quijote- el número de depresiones que vivimos a nivel de la epidemiología general es enorme”, analiza Pérez.

Decrepitud y envejecimiento. Los rasgos físicos también tienen su porqué en nuestro personaje. “No lo decimos los psicólogos, lo afirman los internistas: entre un 70 y un 90% de los problemas físicos que padecemos tienen origen psíquico”, sentencia Pérez. Además añade que el motivo de las dolencias de Don Quijote “se ve claramente en la relación mente-cuerpo

Quijotes del siglo XXI

Han cambiando la nobleza por la inteligencia extraterrestre. No ven por molinos gigantes, pero son abducidos por los ovnis. Convencidos de su discurso viven una realidad inventada. La historia se repite, pero sin Cervantes. “Realicé un estudio en el que comprobamos que una serie de personas aseguraban haber sido abducidas por ovnis”, confiesa el terapeuta.

Los pacientes narraban los sucesos como si fueran reales, pero nada más lejos: “Comprobamos que los datos y las experiencias junto a otra serie de análisis demostraban que aquello era pura ficción”, pero añade que “el trasfondo emocional era impresionante y lo vivían como una experiencia verídica”.

Idealismo y rechazo a la realidad

Los grandes problemas de la humanidad siguen siendo los mismos: el idealismo, el enamoramiento patológico y el rechazo a aspectos negativos de la realidad.  En este aspecto coincide el catedrático de Historia de la Medicina de la Universidad Complutense, en su ponencia “La Medicina en El Quijote”. Concluye que lo importante es su historia y aportación a la cultura occidental.

El terapeuta nos saca finalmente de la ficción y recuerda que aunque se trate de un personaje antiguo “en la actualidad existen muchas personas que coinciden con el perfil psicopatológico que nos muestran en El Quijote”.

(Con información de Carlos Cañil Velasco)

About Bárbara Cid Rivero

Estudiante de 4º de Periodismo

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.