Caín: “En la prensa nada puede esperar”

Hacer reír o sonreír es relativamente fácil. Crear situaciones humorísticas con base en la actualidad política o social ya resulta más difícil. Pero para conseguir no solo la sonrisa, sino la carcajada y la admiración de los lectores cotidianamente, haciéndoles exclamar: ¡qué bueno!, es necesario mucho ingenio y mucha dedicación. Ese cúmulo de emociones son las que nos hacen sentir habitualmente Federico del Barrio (ilustrador) y Felipe Hernández (guionista), Caín, a través de sus viñetas en La Razón.

Un tándem perfecto, una simbiosis entre dibujante y guionista que derrocha complicidad, para dar vida a innumerables situaciones que radiografían la actualidad nacional e internacional sin cortapisas ni “pelos en la tinta”.

La parte del guion

Pregunta: ¿Cuánto de talento y cuánto de esfuerzo y perseverancia se necesita para alcanzar el éxito como viñetista?

R: Felipe: Básicamente creo que es una cuestión de esfuerzo y de resistencia (resistencia a las modas de cada momento, a la comodidad en que el creador puede instalarse a partir de un momento dado, al halago que siempre obnubila al propio yo…).

“Trato de transmitir duda para conseguir el pensamiento libre del lector”

P: El sarcasmo, la ironía, el humor negro… ¿Forman parte de su personalidad o son solo un vehículo para llegar al lector?

R: Felipe: En mi trabajo hay elementos visibles de mi auténtica personalidad, en la que abundan en efecto, las particularidades que usted señala. Pero luego, y en aras de cierta protección íntima, con la que también están relacionados esos comportamientos, hay un componente importante de construcción de una identidad pública.

P: Arrancar una sonrisa, invitar a la reflexión, extraerle todo el jugo a la noticia con unas breves frases no es tarea fácil, ¿cómo lo consigue?

R: Felipe: No sé si lo consigo o no. Trato de hacerlo, eso sí. Lo que busco, aunque haya textos que parecen demasiado rotundos o asertivos, lo que me gustaría inocular en el lector es una gran dosis de duda, la única raíz de un pensamiento libre.

“El lector busca que le confirmen su visión predeterminada de las cosas”

P: La viñeta que elaboran les ha proporcionado un gran éxito, ¿pese a ello cree que este género tiene el reconocimiento que merece?

R: Felipe: ¿De veras cree que hemos alcanzado el éxito? Ojalá fuera así. En un país tan cainita como éste, cada humorista gráfico está ya sentenciado de antemano por la fácil etiqueta que se suele atribuir a cada uno de los medios. Y esa sentencia, aceptémoslo, te puede conferir mayor o menor invisibilidad. Si trabajamos en La Razón, tenemos que ser muy de derechas; si trabajáramos en El País, seríamos muy progresistas… Así, creo que se conduce el lector común, que a menudo no busca en los medios que elige sino que le confirmen su visión predeterminada de las cosas. En cuanto al reconocimiento del género, hay cierta esquizofrenia: tan pronto se magnifica la labor del viñetista como algo sublime (“el mejor editorial en una sola imagen”) que se ningunea su importancia. En realidad, no somos más que un elemento más del diario en el que trabajamos con el único valor de crear un recuadrito en el que tratamos de almacenar algo de tiempo detenido para esa mirada del lector presidida generalmente por la prisa.

Dibujar ideas

Pregunta: Después de más de tres décadas de profesión como dibujante e ilustrador, ¿cómo observa la evolución de la viñeta o tira cómica y el cómic? ¿han llevado caminos diferentes?

R: Federico: Es chocante que dos campos tan próximos vivan tan alejados. Pocos aficionados a la historieta prestan atención al humor gráfico y viceversa. Y eso que bastantes autores participamos de ambos mundos y el lenguaje es el mismo. Son como las especialidades médicas. Cada uno sabe de lo suyo y más bien poco de lo de los otros.

P: Imagino que las nuevas tecnologías habrán modificado las rutinas de trabajo a la hora de dibujar… ¿Se sigue sentando con un lápiz ante la mesa de dibujo?

R: Federico: No exactamente con un lápiz, pero sí. Los programas de creación de imágenes, son nuevos y valiosos procedimientos de trabajo que han contribuido a enriquecer este oficio. Yo suelo combinar estas técnicas con las tradicionales.

“En prensa nada puede esperar”

P: ¿Es disciplinado y metódico trabajando o prefiere esperar a la inspiración?

R: Federico: ¿Esperar? En prensa, que es mi ocupación actual, nada puede esperar. Y si la inspiración no llega ni trabajando, el trabajo debe estar a su hora. Así que más vale aceptar con humildad las propias limitaciones y no dejar de aprender.

P: ¿Cómo se dibuja una idea?

R: A veces, las ideas surgen precisamente de los dibujos o de las imágenes en general y solo se necesita estar atento a lo que el mundo nos sugiere. Otras veces, se construye intelectualmente una imagen y luego se materializa. También está el método de dibujar una idea y es expresarla con palabras. Éste es más bien el terreno de humor gráfico. Aquí, lo normal es interponer personajes que, al modo de los de las historietas convencionales, “digan” cosas.

(Visited 463 time, 1 visit today)

About María Matos

Estudiante de 4º de Periodismo

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.