Mimos con mucho arte en la Puerta del Sol

El escenario: la Puerta del Sol. El público: todo el mundo está invitado. El horario: cada día.  Hombres estatua, magos, bailarines, personajes de Disney, unos sin cabeza, otros que parece que vuelan, imitaciones auténticas, músicos, dibujantes… demuestran que la imaginación y la creatividad son infinitas. Cada día en Madrid miles de personas se levantan para ir a trabajar, pero casi un 5% de esas personas ejerce una profesión muy poco común que practica en la calle. Un equipo de cuv3 ha querido conocer y ver de cerca las historias de los artistas callejeros de la Puerta del Sol.

Su día a día

Si llegáis pronto podéis ver cómo se preparan. Cada uno se coloca en un punto estratégico, como las bocas de metro o esquinas muy frecuentadas, y empieza a sacar todo el material dependiendo de su personaje. Algunos están pintados de arriba abajo con colores llamativos y brillantes, otros llegan con un carro lleno de cosas y elementos que utilizan para la escenificación, y los que no tienen un sitio fijo y se mezclan entre la gente ya vienen con el traje puesto.

Todos son muy puntuales, y exigentes con ellos mismos. “Si no vengo aquí cada día no tengo otra forma de alimentar a mis cuatro hijos”, asegura un hombre disfrazado de Mickey Mouse.

“Ojalá pudiese volver a mi país, pero no tengo dinero para el pasaje”, dice un artista callejero

Muchos de ellos confiesan que “es la única forma que tienen de salir adelante” mientras no encuentran trabajo. Aunque otros manifiestan que ya llevan más de dos años acudiendo a la Puerta del Sol diariamente y que gracias a la voluntad y a la bondad de la gente pueden pagarse “una pequeña habitación, la comida diaria y hasta la dentadura”.

Lo cierto es que cada día es impredecible y hasta el final de este nunca se sabe cuanto dinero han podido recaudar. “Hay días que me llevo 15 euros y hay días que me voy a casa con las manos vacías”, resume uno de los “hombres estatua” la dureza de esta práctica.

Diversas circunstancias han llevado a cada uno de estos artistas a trabajar en la calle, pero todos están de acuerdo y comparten una en común: la falta de trabajo.

¿Qué piensan los ciudadanos?

Los vecinos y turistas consultados por cuv3 aseguran que “estos artistas son una parte fundamental de cualquier pueblo y país del mundo“. “La calle es de todos y tienen derecho a expresarse como quieran”, señaló una mujer mientras asistía a la actuación de uno de los magos.

La mayoría acepta este ejercicio por parte de los artistas y no cree que esté relacionado con la delincuencia. Por otro lado, los artistas sostienen que la Policía no supone un impedimento para esta práctica ya que el único requisito impuesto es “no vender nada”. No obstante, también cuentan que en ocasiones especiales, como por ejemplo en manifestaciones, si que les aconsejan alejarse de la multitud por su propio bien.

About María Matos

Estudiante de 4º de Periodismo

1 comments

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.