Un diccionario de dudas para estar “a gusto” con el castellano

¿Previendo o preveyendo? ¿A gusto o agusto? ¿Mahonesa, mayonesa o bayonesa? Estas son algunas de las preguntas más habituales que se plantean los ciudadanos que hablan el español y que el Instituto Cervantes ha recogido en “Las 500 dudas más frecuentes del español” editado por Espasa, cuyos autores son Salvador Álvaro, Luna Paredes y Florentino Paredes. Por este motivo cuv3 se ha lanzado a la calle para comprobar cómo de bien o cómo de mal hablamos los españoles. El resultado no deja indiferente a nadie.

El libro recoge las preguntas más frecuentes que se plantean los hispanohablantes al hablar o escribir

El objetivo de este libro es ser útil para un público muy amplio. Las dudas escogidas para este volumen han sido elegidas de las búsquedas que habitualmente han realizado los hispanohablantes a través de la web de la Real Academia Española, la Fundeu o El Instituto Cervantes.

Compuesto por cinco capítulos

Las 510 páginas que componen el libro se encuentran divididas en cinco bloques. El primer capítulo ofrece las dudas generales que esclarecen algunos aspectos básicos de nuestra lengua, como la explicación de por qué una expresión no se considera correcta o quién permite que sea válida.

El tercer apartado es el más extenso de todos, porque cuenta con 210 preguntas relacionadas con la gramática. Desde el género y el número de las palabras hasta el laísmo o el leísmo. Las dudas que nos surgen sobre el significado de las palabras y los problemas que tenemos al redactar textos como en un currículum o correo electrónico podemos encontrarlas en los últimos capítulos.

El español no se maltrata

En esta edición se incluyen respuestas a preguntas relacionadas con la actualidad a la hora de utilizar las abreviaturas y emoticonos en los mensajes de texto, la redacción en los mensajes de correo electrónico o la posibilidad de utilizar la arroba en el lenguaje inclusivo.

Las nuevas tecnologías o las redes sociales  pueden ser una de las causas por la que los hispanohablantes estamos dando un mal uso a nuestra lengua porque en lugar de escribir las palabras con todas sus letras lo que hacemos es abreviar, es decir, estamos maltratando el español. A la hora de escribir nos hacemos multitud de preguntas, y por ello existen estos manuales para que no dejemos de escribir bien.

(Con información de Lorena López)

About Iciar Muñoz Chamorro

Alumno de 4º de Periodismo de CUV.

1 comments

Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.