Matías Prats: “No hay un electrodoméstico más gratificante que la TV”

Informativos 2011 (© Roberto Garver)
Matías Prats, en el estudio de Antena 3 (Foto: Informativos 2011 © Roberto Garver)

Con la esencia de un maestro y la sencillez de un genio. Así es Matías Prats Luque, que lleva 38 años trabajando en primera línea de la televisión. Ha dividido su carrera en dos de las grandes cadenas de televisión, TVE y Antena3, y es  considerado el presentador con más credibilidad. El entorno: los estudios de Antena 3, donde Matías Prats se siente como en casa… cuv3 se sienta con él y comienza la charla. La sorpresa llega ante el descubrimiento de un hombre sencillo, simpático, cercano y humilde que queda plasmado en una entrevista llena de sinceridad.

P: ¿Cómo se siente alguien que lleva trabajando más de 35 años en primera línea de televisión, es admirado por los que empiezan y conocido por todo un país?

R: Son 38 ya… y no me creo nada, en esta profesión es muy difícil llegar y en cualquier momento que cometes un error, caes. No quiero creerme nada, quiero seguir creciendo día a día… puedo sentirme satisfecho por poder seguir trabajando, contarle a la gente lo que pasa en la calle y mantener mi trabajo.

P: Hábleme de sus aficiones. ¿Ha influido la herencia de “Don Matías”, su padre? ¿Es usted aficionado a los toros?

R: La herencia de Don Matías sí ha influido, por supuesto. No soy un aficionado acérrimo a la fiesta pero sí que cuando puedo voy y la respeto muchísimo, me gustan los toros y siempre que tengo que presentar un triunfo de un torero en el informativo me da mucha alegría para darles publicidad a los matadores, al igual que cuando tengo que comentar una noticia de una cogida lo paso mal, y no me gusta. De hecho, he de reconocer que he bajado más de una vez al ruedo, y ¡no se me da nada mal…! (Risas) Con lo que yo sabía, más o menos me salió, aunque una vez una vaca me dio un baretazo y… oye, ¡que me dolió bastante! En cuanto a mis aficiones, lectura, música, viajar  y todo el deporte en general; yo de pequeño veía jugar a los más grandes del tenis y soñaba con ser como ellos, soy un gran aficionado. Ahora corro e intento mantenerme en una forma aceptable.

 P: ¿Qué valores del periodismo le inculcó su padre? ¿Y usted qué valores le transmite a su hijo? ¿Qué le diría a todos los que empiezan en esta carrera del periodismo?

R: (A Matías Prats se le ilumina la cara cuando se le pregunta por los suyos…) Mi padre me inculcó el rigor en el esfuerzo, me enseñó a decir la verdad siempre, a tomarme con mucha seriedad la profesión y hacerlo todo con profesionalidad. Y es que él era así, muy profesional, respetuoso, cuidaba mucho todos los detalles, era muy constructivo. Él nunca criticó a nadie, que tú sabes que en el periodismo taurino se critica mucho y ojo, que yo lo respeto muchísimo. Mi padre fue muy querido por todos los toreros, se portaba muy bien con ellos. En cuanto a mi hijo… es un fenómeno, él  desde pequeñito siempre ha admirado mucho a su abuelo y le encantaba estar a su lado y escucharle. Siempre que Don Matías iba a dar alguna conferencia incluso estando ya retirado ahí que iba él a escucharle y a aprender. A diferencia de mí el chaval ¡opina! Yo siempre intento transmitirle lo mejor, cuando estamos viendo un partido de fútbol es una maravilla escucharle, pero él no esconde su sentimiento rojiblanco. Es del Atlético a muerte. A los que empiezan les diría que desde ya cojan un hábito de trabajo, sean rigurosos, intenten salir preparados y que se formen muy bien para cuando les llegue la prueba tengan el menor número de errores posibles.

P: ¿Cómo ve el estado del periodismo actual? ¿A quién cree que hay que culpar?

R: Por desgracia es uno de los sectores que está siendo más castigado por el paro. Es una lástima porque se están quedando fuera periodistas de valía, que además tienen una enorme importancia y repercusión en la sociedad. En todos los casos de corrupción que nos azotan últimamente el periodismo ejerce un papel fundamental. Parte de la culpa es de la crisis económica que está golpeando el país y también de una fuerte crisis de valores.

P: Usted lleva desde 1998 trabajando en Antena 3. Hace poco hubo una sinergia entre A3 y La Sexta, ¿Qué le pareció?

R: Me pareció fantástica. Cuando yo empecé en TVE, a la que debo mucho de lo que soy, éramos la única cadena, teníamos toda la audiencia, pero era un monopolio. Cuando me fui de TVE me fui como junior y llegué a Antena 3 como senior y emprendimos un camino maravilloso. Había empezado a haber competencia entre las cadenas de televisión. Y en cuanto a las sinergias me parece que es una idea extraordinaria. Hay que crear competencia dentro de ese mismo grupo y eso es muy bueno.

P: ¿A qué medio periodístico le ve más futuro? ¿Cree que seguirán evolucionando cada uno?

R: Hombre, ojalá que todos tengan futuro y sigan evolucionando, aunque quizá por el cariño que le tengo y porque es toda mi vida pienso que, como están avanzando las tecnologías, el medio que más futuro tiene es a la televisión. De todos los electrodomésticos el más gratificante creo que es la televisión, no creo que haya más entusiasmo en encender la lavadora antes que la televisión (risas). Mi padre decía siempre que la radio era mejor medio porque en cualquier momento podías contactar con alguien por teléfono y era muy directa, pero hoy día como están las tecnologías creo que la televisión conseguirá tener la misma instantaneidad que la radio.

P: Usted es el periodista que más credibilidad tiene en España. ¿Qué le diría a todos los medios que mienten por pura conveniencia?

R: Pues allá ellos, ¿no?, ese es su problema, yo ahí no me meto. De todas formas cuando uno miente, la gente lo capta, y hoy día pueden colar una mentira, dos, pero a la tercera ya no pasa, la gente está muy al tanto de lo que ocurre y en el momento que perciben la mentira, ¡saltan! 

P: ¿Cree que cualquiera puede ser periodista o hay que tener cualidades? 

R: Hombre, cualquiera lo que se dice cualquiera sí que puede ser periodista, ya lo creo que sí, pero ahí tendríamos que diferenciar entre el mal periodista, el mediocre y el bueno. Para ser un buen periodista hay tener vocación, leer, cultivarse, sacrificarse, ser un tipo libre. Y para triunfar ayuda tener ciertas cualidades como una buena voz, una buena imagen para televisión o sobre todo redactar con ingenio.

P: ¿Mejor momento de su vida televisiva?

R: Probablemente el mejor momento fue cuando con Antena 3 empezamos a liderar la audiencia del telediario de la noche, algo que no había pasado nunca, batir al todopoderoso de TVE. También recuerdo los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992.

P: ¿Peor? Aunque creo que lo sé…

R: Ha habido algunos, ¿cual crees tú?

P: 11 de septiembre de 2001…  

R: Fueron ocho horas de total intensidad, con muchísima conmoción, yo no podía creer lo que estaba pasando, ¡No daba crédito!, me parecía algo imposible que dos aviones chocasen contra las torre gemelas. Ese día el informativo tenía una escaleta tranquila, no había mucho contenido y de pronto empezaron a llegarnos noticias…  y yo me comporté como habría hecho cualquier otro periodista, mantuve la calma como pude y conforme me iban pasando información lo iba contando. Fueron ocho horas de angustia, de mucho sufrimiento. Creo y espero que no se vuelva a repetir nunca más una catástrofe de ese calibre, no volverme a ver en una situación parecida. Jamás.

P: Usted ha llegado al éxito, cosa que está al alcance de muy pocos. ¿Podría decirnos su secreto, o habrá que esperar a que se retire? ¿O el éxito se ha basado en mostrarse íntegro?

R : El poco éxito que tengo, sí que se ha basado en eso. El secreto, es innato… (Risas). Estoy muy contento y mientras pueda seguir manteniéndome no va a haber retirada, aunque sí que no va a pasar como en el caso de Don Matías, que aguantó hasta muy tarde con una lucidez y una capacidad enormes. cuando llegue el momento de retirarme, lo haré, pero todavía no lo es.

(Visited 489 time, 1 visit today)

About Pepe Luis Vázquez

Estudiante de 4º de Periodismo en Villanueva C.U.

2 comments

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.