¿Un lienzo en blanco puede ser una obra de arte?

"Special Guest Star" de Julio Adán (fotografía de julioadan.wordpress.com)
“Special Guest Star” de Julio Adán (fotografía de julioadan.wordpress.com)

Hotel Radisson Blu Madrid Prado. Ese es el nombre del lugar al que tendrá que acudir el visitante que quiera conocer la galería de arte más pequeña de Madrid. Eso sí, tendrá que ser muy observador y estar atento, pues sus dimensiones hacen que pase desapercibida a la mayoría de la gente que se pasea por este hotel de lujo. En un rincón del hall se halla el hueco que años antes sirvió para albergar un pequeño ascensor y que ahora da cobijo a las obras de arte contemporáneo más singulares.

El arte es un lienzo en blanco

Cada estación del año un artista es invitado a exponer una obra en este pequeño espacio. Esta temporada el protagonista es Julio Adán y su original obra “Special Guest Star”. Cuando una persona tiene conocimiento de la existencia de esta “galería”, lo cual de por sí ya es difícil pues ningún cartel reclama la atención de los viandantes a las puertas del hotel y ni siquiera el omnisciente Google tiene apenas más de una entrada relacionada con el curioso lugar, debe abrir la mente. Lo primero que ve el espectador al llegar al hueco del ascensor es un lienzo blanco enmarcado y un trípode que sostiene una caja de luz. Nada más.

Y lo que a uno se le pasa por la cabeza es que se trata de una tomadura de pelo o de un arte tan sumamente moderno y abstracto que es imposible de entender para los no iniciados. Sin embargo, si el visitante tiene paciencia y observa fijamente la caja de luz, se convertirá en el “special guest star” o artista invitado, porque al dirigir su mirada de nuevo al lienzo en blanco verá proyectada la imagen que ha estado viendo en la caja iluminada y que ha quedado grabada en su retina.

El espectador se convierte en protagonista

Y entonces llega la sorpresa y la risa, todo unido. Igual que el artista une la tecnología y objetos más clásicos para transmitir que el arte está en ojo del observador y no en el objeto en sí. El visitante deja de ser un mero espectador para convertirse en partícipe de aquello que contempla. Es original, divertido y sorprendente. Es arte. Un homenaje a Marcel Duchamp, como confiesa el propio artista en su blog en el que también explica con detalle el “funcionamiento” de su obra de arte.

Lo último en arte se hospeda en un hotel

Pero quizá gran parte del encanto de esta obra está en que pasa casi desapercibida. Up Gallery se creó para dar a conocer a los huéspedes del Radisson Blu Hotel Madrid Prado y a todo el que quiera acercarse, el arte e¿Unmergente que agita la capital española. Sin embargo, la mayoría de los que se albergan en el hotel apenas son conscientes de que están pasando por delante de una obra de arte puntera en Madrid, y aún son menos los que entran sólo para contemplarla. En la calle de Moratín número 52, al lado de la popular calle de Huertas, el arte, como tantas cosas importantes en la vida, pasa desapercibido.

About Lola González Giraldós

Estudiante de 4º de Periodismo del Centro Universitario Villanueva.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.