¿Cómo se fabrica un torero?

“Llegar a ser una figura del toreo es casi un milagro. Al que lo logra podrá el toro quitarle la vida, pero la gloria jamás”. Con este lema reciben a cualquier joven que quiera ser torero en la Escuela de Tauromaquia de MadridMarcial Lalanda”, una de las más importantes de España, creada en 1982.

Quizá una de las cosas más importantes de esta escuela que alberga algo más de 1.700 hectáreas es que cualquiera que cuente con más de 12 años puede acceder a las clases ya que, al estar subvencionada por la Comunidad de Madrid, solo cuesta 6 euros de matrícula y 3 al mes. Aunque, eso sí, el valor no sale tan barato.

Chicuelinas, gaoneras y mucho toreo de salón

¡Ponte derecho! ¡Baja más la muleta! es lo que se oye cada tarde en la escuela. Y es que estos aprendices de torero dedican más de ocho horas semanales a pegar lances con el capote, chicuelinas, gaoneras y a hacer pases de muleta y de salón, que es lo más básico que se debe saber sobre este arte.

David González en Las Ventas.
David González en Las Ventas.

“Llegar a ser una figura del toreo es muy sacrificado porque son muchas horas de entrenamiento y en un minuto el toro te puede hacer polvo”, confiesa uno de los maestros de la escuela, Juan Antonio Alcoba “Macareno”, quien lleva enseñando a los chicos desde que en 1985 le retirara un toro.

“Esfuerzo, dedicación y sobre todo, mucha cabeza” es lo que hace falta, según Juan Antonio Alcoba, para poder ejercer una de las profesiones más duras que existen.

¿Por qué ser torero?

“Porque me gusta, es lo que me hace feliz”, responde David González, un alumno de 20 años que lleva en la escuela desde los 16, a la pregunta de esta periodista de por qué quiere ser torero. “Cuando ven que te encabezonas y que las cosas te van saliendo bien, lo acaban aceptando”, añade.

A pesar de que sabe que su familia preferiría que se dedicara a otra cosa, él sigue yendo cada día a los entrenamientos para poder llegar a ser como José Tomás o Morante, dos de sus ídolos.

Aunque reconoce que es muy difícil salir por la puerta grande, ya ha comprobado lo que es torear en Las Ventas.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.