Circus: el virus del que es imposible escapar

El día que el padre de Dani descubrió que su hijo no estaba en clase de Telecomunicaciones, sino haciendo malabares en un semáforo, robando un minuto de tiempo a los impacientes conductores de Madrid con una nariz roja y una sonrisa, comprendió que no se puede luchar contra los elementos. Entendió, de una vez por todas, que es imposible resistirse al virus del circo.

La historia de Dani es la metáfora, en singular y en plural, de lo que es la vida del circo, la historia de tantos y tantos payasos, trapecistas, domadores y acróbatas que lo dejaron todo por vivir el mayor espectáculo del mundo. Su constancia queda plasmada en “Circus”, un documental elaborado por alumnos de Comunicación Audiovisual del Centro Universitario Villanueva.

A través de los testimonios de la familia de Dani, sus amigos y sus compañeros de la escuela de circo, el espectador asiste a los primeros pinitos de un niño que, a escondidas y en su cuarto, se ejercita en las artes de los malabaristas. Después vendrán el momento en el que comunica a su familia que quiere apuntarse a la escuela de circo y sus esfuerzos por compatibilizar estudios y ensayos.

El entrenamiento en la escuela de circo

El documental comienza con el eco de un público que jalea al artista y termina con la aceptación, por parte del padre, de que el destino de su hijo está muy lejos de las aulas de la carrera de Telecomunicaciones, donde le había matriculado con la esperanza de apartar de su cabeza la idea del circo. Y, entre uno y otro, la particular belleza plástica de un día cualquiera de entrenamiento en la escuela de circo.

El documental ha sido elaborado por los alumnos de 5º de Comunicación Audiovisual -recién licenciados- Ana Belén Pardo, Javier Provencio, Alicia del Río, Caridad Riol, Sara Romero y Jorge Luis Tejerina, dentro del Título Propio del Centro Universitario Villanueva.

About Redacción

Redacción de cuv3.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.