Melchor Miralles: “Cuando intentaban sobornarme me espoleaban para seguir”

Melchor Miralles en su casa (Foto: Marta Serra)

Cercano y directo, sin rodeos, responde a las preguntas de cuv3 Melchor Miralles, actual director y presentador del programa de ABC Punto Radio Cada mañana sale el sol.

Miralles es fundador de EL MUNDO EL MUNDO TV,  la productora de Unidad Editorial que ha creado películas como Lobo, GAL, Padre Coraje o 20N, los últimos días de Franco. Ha sido también director de EL Mundo en el País Vasco y de VEO7  y es colaborador en varios medios de comunicación. Entre los premios que ha recibido a lo largo de su carrera están el Premio Periodismo de Investigación del Club Internacional de la Prensa y Premio Defensa de los Derechos Humanos de la Fundación León Felipe.

Pregunta: ¿Cómo decidió comenzar en el mundo del periodismo?

Respuesta: En mi caso es algo totalmente vocacional. Me di cuenta muy pequeño. En el periódico Pueblo contaban la historia de un atraco muy famoso, El asalto al tren de Glasgow, y dije: ‘Yo me quiero dedicar a este tipo de periodismo’. Además me gustaba mucho leer periódicos.

P: Pero usted decidió estudiar Derecho, ¿no es así?

R: Yo empecé Derecho, no sé muy bien por qué. Provenía de una familia de abogados y supuse que esto me facilitaría las cosas. Luego me ha sido muy útil en el mundo del periodismo haber estudiado derecho.

P: A parte de dedicarse  a la prensa escrita, la televisión y la radio, ha producido películas como Lobo, que fue galardonada con dos Goyas. ¿Por qué decidió emprender estos proyectos audiovisuales?

R: Me considero una persona muy inquieta, y me encanta aprender cosas. He sido muy afortunado porque en cada momento de mi vida he hecho lo que me ha gustado y lo que me ha apetecido. Después de muchos años haciendo  periodismo de investigación me cansé de esto. Me surgió la oportunidad de irme a dirigir el diario El Mundo en el País Vasco. Después de unos duros años allí decidí hacer otras cosas. Le propuse una línea de negocio audiovisual a la editorial. Empecé montando una productora que fue bien desde el principio. Llevamos a la televisión el periodismo de investigación al que yo me había dedicado. Sacamos programas de debate, de entrevista, concursos… Y llegado un momento decidimos hacer ficción. Ficción basada en hechos reales. Yo llevaba muchos años con el sueño de hacer una película sobre la historia de El Lobo y esa fue la primera película que hicimos.

P: ¿Qué opina de la grave situación económica y qué papel toma el periodismo en ella?

R: Hay dos crisis, la económica, que está teniendo un efecto demoledor en los medios y como consecuencia de ello se han hecho muchísimos despidos, y  el periodismo ha sido una de las profesiones más afectadas por el paro. Eso ha tenido como consecuencia un ejército de parias de la comunicación que tienen que trabajar en unas condiciones miserables. Esta situación es dramática y es responsabilidad de periodistas y empresas periodísticas terminar con ella cuanto antes. Pero en paralelo hay otra crisis que a mí me preocupa tanto o más. Yo soy muy crítico con la profesión y veo a muchos periodistas que hacen propaganda y publirreportajes. Por llevase bien con un político, una gran empresa o un grupo de presión no ejercen su profesión. Los periodistas tenemos una gran responsabilidad social, en el momento que tenemos una noticia, esa noticia no es nuestra, pertenece a los ciudadanos y es nuestra obligación informarles.

P: Usted fue uno de los pioneros en el periodismo de investigación en España, ¿Qué valores considera imprescindibles para llevar a cabo esta tarea? ¿Y qué es para usted el periodismo de investigación?

R: No hay un A B C del periodismo de investigación. Es importante que la gente que está estudiando periodismo no piense que esto es como en una película de James Bond o Indiana Jones. Recuerdo que cuando yo estaba en el Diario 16 o en El Mundo venía gente a ofrecerse para hacer investigación vestidos de Coronel Tapioca. El periodismo de investigación no es eso. Requiere tenacidad,  llamar a una puerta cien veces que te la cierren y tocarla ciento dos. Hay que tener la cabeza muy fría, ser capaz de aguantar la presión y ser honrado. Yo ahora mismo podría ser multimillonario si no hubiera contado las historias que he contado. Cada vez que han intentado sobornarme, que he sido presionado por un gobierno o por los servicios secretos, espiado o agredido, cada uno de esos problemas a mí me han espoleado para seguir adelante.

P: Y en cuanto al uso de cámara oculta, ¿en qué situaciones cree que es lícito usarla y en cuáles no?

R: Soy absolutamente partidario. Es una herramienta más de trabajo. La cámara oculta hay que utilizarla en aquellos casos en los que es imposible grabar algo sin esconder la cámara. Yo estoy a favor de la cámara oculta, eso sí con unos límites, los límites que están el la legislación.

Melchor Miralles respondiendo a las preguntas de cuv3 (Foto: Marta Serra)

P: ¿Está el periodismo de investigación en retroceso en España?

R: Se hace periodismo de investigación pero desde mi punto de vista insuficiente. Es un área muy complicada porque necesitas el respaldo de una empresa, mucho tiempo y dinero. No es el mejor momento del periodismo de investigación entre otras causas por la crisis económica afecta evidentemente.

P: ¿Quién sigue haciendo buen periodismo de investigación hoy en día?

R: Yo tengo especial debilidad por un periodista Javier Chicote. Aunque hay muchos otros.

P: El uso de Twitter está revolucionando el mundo de la comunicación, la información recorre el mundo en cuestión de segundos. ¿Lo considera una ventaja o una desventaja? ¿Cuál es el uso que usted da a este tipo de plataformas?

R: Es una gran ventaja. Yo no soy muy hábil con la tecnología pero mi equipo formado por gente más joven me convenció de la importancia que tiene Twitter y soy un consumidor habitual de ello. Es un gran invento para los periodistas, a mí me ha servido para enterarme de noticias, para publicarlas y conocer a gente maravillosa.

P: Desde que usted comenzó su trayectoria como comunicador, ¿en qué diría que ha cambiado el periodismo?

R: Ha cambiado sobre todo la tecnología y como consecuencia el papel de los medios. La prensa escrita va hacia abajo. Se ha sustituido el papel por otras plataformas como IPads o Ebooks. Yo sigo leyendo en papel porque me gusta su tacto, pero es algo generacional y poco a poco va dejándose de lado. La prensa en papel irá destinado a un grupo elitista y estará enfocado al periodismo de investigación, a la reflexión y la opinión.

P: ¿Qué le está aportando su experiencia en la radio?

R: Yo he descubierto ahora la radio y estoy encantado. La televisión es un medio que llega a muchísima gente pero es algo más etéreo, y a veces la fuerza de la imagen puede con el mensaje. La gente que oye la radio la escucha.

P: ¿Qué recomendaría a los jóvenes que están ahora en el proceso de formación para convertirse en profesionales de la comunicación?

R: No perder el entusiasmo por la profesión y que las dificultades no lleven a tirar la toalla. Tener muy claro que hay que hacer periodismo y no propaganda. Yo recomiendo como lectura las memorias de Ben Bradlee, el director del Washington Post, que decía: “Si incomodamos a alguien es que lo estamos haciendo bien”.

About Marta Serra

Estudiante de Comunicación Audiovisual.

1 comments

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.