Lewis Hine, el fotógrafo del Empire State

hine-featured

La imagen más famosa de la construcción del Empire State Building

Hasta el 29 de abril en la sala Recoletos de la Fundación Mapfre (Paseo de Recoletos, 23, Madrid) se puede disfrutar de la obra de  uno de los fotógrafos más influyentes del siglo XX. Nos referimos a Lewis Hine, el artista americano que consiguió reflejar la sociedad de principios de siglo con un invento que era más que impactante en ese momento, la cámara fotográfica.

170 fotografías han llegado de Rochester, EE.UU.,  gracias a la Fundación George Eastman. Un legado que ha cedido esta fundación a Mapfre y que ha tenido como comisaria a Alison Nordström quien también ha venido a Madrid para dar un ciclo de conferencias sobre Hine.

La exposición que ha preparado Mapfre recorre todas las etapas de su obra, desde sus inicios en la isla Ellis hasta su famoso trabajo con los obreros que tituló “Men at work”. Varias salas cargadas de fotografías que irán trasladando a los visitantes por la historia más social de los Estados Unidos. La sala está abierta al público de forma gratuita con un horario de 10:00 a 20:00, excepto los lunes que abre a las 14:00 y los domingos y festivos que abre una hora más tarde y cierra una hora antes de los días normales.

Artista comprometido

Hine nació en Oshkosh, Wisconsin, EE.UU.,  en 1874 y, tras terminar el colegio en su ciudad natal, se fue a estudiar la carrera de magisterio a Nueva York, donde posteriormente trabajaría. Después de sus primeros trabajos ya tenía una cámara con la que hacía fotorreportajes como freelance. Tal era su vocación y su compromiso con la fotografía social que llegó a vivir en la indigencia ya que apenas cobraba dinero por los encargos. Pasó su vida recorriendo el país en busca de historias que hablaran al público estadounidense.

Su primer trabajo como fotógrafo lo realizó en la isla Ellis de Nueva York. Era el lugar donde iban todos los inmigrantes que buscaban futuro en la América de las oportunidades. Allí los fotografió mostrando su lado más humano tratando de eliminar los prejuicios existentes y trasladando ideas reformistas.

Después de esta famosa serie pasó largas temporadas en las fábricas del sur del país donde trabajaban niños, y a los que retrató con la mayor dignidad en medio de sus lugares de trabajo a modo de denuncia. El trabajo siempre fue para Hine un hecho determinante como lo era para la sociedad del nuevo capitalismo de comienzos de siglo.

Tras un viaje por Europa con la Cruz Roja recogiendo instantáneas de los destrozos de la Gran Guerra, volvió a Estados Unidos con la intención de representar al obrero resaltando su poder invidualista. Este tipo de fotografías le valió el pase a un encargo más ambicioso, el seguimiento de la construcción del Empire State. Hine estuvo en lo alto del rascacielos de Manhattan capturando con la cámara momentos que ya son parte del imaginario colectivo.

Authors

Informaciones relacionadas

Top