David Pinillos: todo al servicio de la película

featured

David Pinillos fue uno de los tres directores de cine español que estuvieron en la segunda mesa redonda de las VIII Jornadas de Comunicación del Centro Universitario Villanueva. El director de Bon Appétit, Alberto Rodríguez (Grupo 7, 7 Vírgenes, After) y Max Lemcke (Cinco metros cuadrados, Casual day) hablaron acerca de cómo viven el proceso que hay desde la idea, al estreno de las películas.

Pinillos ha dedicado la mayor parte de su trayectoria en el mundo audiovisual al montaje. Ha sido editor de películas como Primos, El premio, Señales o Gordos. Bon Appétit es su primer trabajo como director.

Divergencia de opiniones

A lo largo de la mesa redonda, David Pinillos fue contando a la audiencia sus impresiones acerca de la dirección de un largometraje. Sobre el guión comentó que “los personajes, como dice Alberto (Rodríguez), son una especie de nebulosa mientras escribes”. Habló del largo proceso que supone escribir y reescribir el guión, y de cómo cuando das finalizado el guión, que crees definitivo y redondo, el resto de fases en la creación de la película pueden dar la vuelta a alguna escena.

Al él le ocurrió en una escena de Bon appétit en la que, según el guión, debía llover, pero el productor discrepaba por lo costoso de hacer que lloviese. Después de reescribirla, les llovió durante el rodaje. “El material está ahí, no hay que imponerle ninguna idea. Está vivo y te va a sugerir cosas”, comenta.

Y es que suele ocurrir que del papel al celuloide, la cámara de mil vueltas hasta conseguir el mejor resultado posible. Porque hay un equipo y ni todos lo ven igual que el director, ni siempre el director tiene razón.

En Bon appétit el montador le dijo, según montaba, que sobraban diez minutos del principio. A Davis Pinillos no le convenció esa tesis. Sin embargo, después de mucho tiempo, de pases para público ajeno al rodaje y de descubrirse como el director al que siempre había criticado (en los proyectos en los que él era el montador) por no atender a razones en montaje, lo cambió. Es una decisión difícil pero, como él dijo en las Jornadas, ”Todo debe estar al servicio de la película”, dijo.

(Cámara y montaje: Rafa Perezagua)

Authors

Informaciones relacionadas

Top