“Un mal comentario puede hundir una marca”

El director del periódico La Publicidad, Gabriel González-Andrío, acudió al Centro Universitario Villanueva con una promesa bajo el brazo que desde el primer momento generó expectación entre el auditorio: “Aquí vengo a hablar claro, os voy a contar la realidad”.

Durante su intervención en los Encuentros Profesionales del Centro Universitario Villanueva, ante alumnos de primero y segundo de Publicidad, se refirió a la fuerte revolución que se está produciendo en el mundo de la comunicación, especialmente en el campo de las redes sociales. González-Andrío reconoció que “esto va a toda caña, cada vez se reinventan más velozmente, lo cual proporciona un gran avance”, y recordó el daño que se puede hacer a las marcas desde las redes sociales, donde un comentario puede difundirse por el planeta y cambiar perspectivas u opiniones. En definitiva, puede hundir a la marca.

En este sentido, recomendó a los estudiantes de Publicidad que, además de convertirse en unos expertos en el manejo de las redes sociales, no descuiden lo verdaderamente importante, que es tener ideas, trabajar la “materia gris”, ya que el mercado está cambiando constantemente.

Además, recalcó que esta revolución choca de lleno con el ámbito de la publicidad, ya que lo diferencial de esta transformación es que el poder está en manos del consumidor. Por esta razón, “la publicidad está en un momento de enloquecimiento total, pues no saben cómo pillar al consumidor”.

A su juicio, la palabra clave que refleja lo que quieren las marcas para con sus clientes es “enganchar”, conseguir que el consumidor se conecte a la marca de manera natural. Aunque el éxito, como bien señala este publicista, es “transformarlo en ventas” y, dado lo cambiante que es la sociedad, se buscan otras maneras de venderse, se buscan nuevas alternativas.

¿Cómo convierto los compradores en fans?

Esta fue la pregunta que planteó durante todo el seminario, indicando que es una cuestión que se plantean todas las marcas. En este sentido, explicó la diferencia entre fans, personas que lo dan todo por la marca, y compradores, que se interesan únicamente por cumplir la necesidad que tienen que satisfacer. Sabiendo esta apreciación, “todo irá mejor para la marca”, concluyó.

(Con información de Belén Pérez)

 

 

También te puede interesar.

Top